CIUDAD DE MÉXICO, 17 de julio de 2019.- La noche de este miércoles se llevó a cabo el primer debate entre los aspirantes a la presidencia nacional del PRI, Alejandro Moreno Cárdenas, Alito; Ivonne Ortega y Lorena Piñón, quienes entre acusaciones y ataques, coincidieron en que el reto es recobrar la confianza de la militancia priista, escuchando su voz para tomar las mejores decisiones que regresen al tricolor a la senda del triunfo electoral.

Desde el auditorio Plutarco Elías Calles de la sede nacional priista y con la presencia de simpatizantes, mayoritariamente de Alito y Ortega Pacheco, quienes se enfrentaban en guerra de gritos y porras, los aspirantes debatieron por cerca de hora y media en una dinámica de cinco bloques, donde presentaron sus propuestas, y respondieron a cuestionamientos, algunos hechos por la misma audiencia.

Aunque son tres aspirantes, se convirtió en un debate de dos, Alito e Ivonne Ortega, esta última lanzó una acusación contra el campechano, señalando que en Oaxaca se está fraguando una elección de Estado orquestada por la dirigencia estatal y el propio gobernador Alejandro Murat, por lo cual, dijo, que presentaría la denuncia correspondiente ante la Comisión de Justicia Partidaria del tricolor.

Más información en –> Quadratín México