MORELIA, Mich., 24 de junio de 2020.- Como una ¡pinche bola de nacos! tildó la diputada Mayela Salas a sus compañeros de bancada en el Congreso de Michoacán, porque no la apoyaron en un punto de acuerdo que presentó para exhortar al Ejecutivo Estatal a la habilitación y operación de refugios y centros de atención a mujeres víctimas de violencia, así como a sus hijos, en cada uno de los municipios del estado.

El problema fue que la diputada por el distrito de Uruapan aceptó una adición que propuso el diputado Octavio Ocampo para exhortar también al Ejecutivo federal a que regrese los recursos públicos a los refugios suspendidos durante este 2020, porque ni cuenta se dio del golazo que le metió.

Al someterse a votación el punto de acuerdo, sus compañeros de bancada Fermín Bernabé y Osiel Equihua de plano votaron en contra; Teresa López, Antonio de Jesús Madriz, Cristina Portillo, Alfredo Ramírez y Zenaida Salvador optaron por la abstención.

Más información en –> Quadratín México