Mapastepec, Chiapas a 30 de agosto 2021.- Medio millar de agentes del Instituto Nacional de Migración (INM) Ejército Mexicano y Guardia Nacional (GN) por segunda ocasión, fracasaron en su intento de desmantelar la caravana de migrante que partió de Tapachula el pasado fin de semana, aunque lograron detener a poco más de un centenar de mujeres con niños y algunos hombres.

El primer operativo se registró cerca del poblado Sesecapa, a unos 10 kilómetros de este municipio; cuando decenas de agentes federales antimotines encapsularon a un grupo de hombres, mujeres y niños agotados y lastimados de sus pies luego de haber caminado unos 100 kilómetros desde hace tres días, bajo temperaturas de 40 grados.

Los migrantes arrojaron piedras al contingente de federales para evitar que se acercaran, mientras seguían avanzando a pasos acelerados y obstruyendo la carretera con piedras y troncos.

Más información en –> Quadratín Chiapas