CANCÚN, QRoo, 16 de noviembre de 2020.- No solo fueron supuestos anarquistas los agresores en la megamarcha de este domingo en Cancún, también fueron policías.

Dicen que la marcha contó con la presencia de provocadores que fueron contratados para ocasionar destrozos, pero también los policías, a los que les paga el Gobierno del Estado, dejaron inservible la motocicleta del reportero Santiago Hernández, quien hace siete días fue golpeado por policías frente al entonces titular de Seguridad Pública de Benito Juárez, Eduardo Santamaría, en la Plaza de la Reforma.

Como se ve, no solo fueron grupos de personas con pasamontañas las que hicieron los destrozos, este domingo, también fueron policías con cascos y toletes.

Más información en Quadratín Quintana Roo.