CIUDAD DE MÉXICO, 7 de noviembre de 2019.- Si alguna instancia del actual Gobierno de México incurriera en violaciones en los derechos humanos tendría que señalarlo y no someterme, pues primero que nada soy víctima, afirmó Rosario Piedra Ibarra, electa este jueves por el Senado de la República como la próxima presidenta de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), para un periodo de cinco años.

En entrevista posterior a la tercera ronda de votación de la terna para la titularidad del organismo defensor, la hija de la recién galardonada con la Medalla Belisario Domínguez 2019 dijo que ha padecido violaciones a los derechos humanos durante mucho tiempo y no ha hallado la justicia anhelada.

«Primero me voy a poner en los zapatos de las víctimas”, enfatizó Rosario Piedra, quien será la segunda mujer en encabezar la CNDH, después de Mireille Roccatti Velazquez; sin embargo, es la primera en presidir un organismo totalmente autónomo.

Más información en –> Quadratín México