PACHUCA, Hgo., 28 de noviembre de 2019.- Hasta 15 por ciento se ha elevado la incidencia de casos de diabetes en Hidalgo en los últimos años, por lo que es la prevención es fundamental para evitar que la pandemia rebase a los servicios de salud e incluso para evitar desarrollar el padecimiento y revertir los altos niveles de glucosa en sangre cuando existe prediabetes.

Así lo informó Edgar Jiménez Pérez, médico supervisor epidemiólogo del Instituto Mexicano del Seguro Social, en entrevista para Quadratín Hidalgo.

Señaló la importancia de saber que “se puede vivir con diabetes o padecer diabetes”, pues la diferencia está en los cuidados que eviten complicaciones como la pérdida de la visión, la insuficiencia renal o la mano y pie diabético, las cuales se presentan cuando el paciente lleva mucho tiempo con altos niveles de glucosa en la sangre.

Reconoció que es difícil convencer a los pacientes para realizar los cambios pertinentes en sus hábitos, pues la mayoría se atiende hasta que ha presentado la sintomatología de Diabetes Mellitus.

No obstante, dijo, el IMSS cuenta con diversas acciones para invitar a la derechohabiencia a acudir a los módulos de medicina preventiva en los cuales una enfermera especialista les da una atención preventiva integral, informándoles de cifras, dieta, activación física y se da seguimiento a los pacientes así como se les recomienda acudir a citas médicas si es necesario.

Para la prevención, expuso, el instituto cuenta con un equipo multidisciplinario consistente no solo en médicos y enfermeras, sino grupos de ayuda, las reuniones de Diabetimss, trabajadores sociales, psicólogos y más que, además, no dejan de lado a la familia de los pacientes.

“Es difícil ir impactando, pues en algunos casos hay renuencia por parte de los pacientes, pero una vez que se le convence, se les hace conciencia de que deben acudir a laboratorios y citas, y se promueve el apoyo de la familia, el cual  es muy importante, porque no es fácil recibir la noticia de que se es diabético, la familia ayudará con apoyo moral y en alimentación”, afirmó.

Igualmente, señaló que una persona puede vivir con diabetes durante muchos años con una buena calidad de vida con el tratamiento adecuado sin necesidad de presentar complicaciones graves.

Esta condición de salud, no obstante, es reversible, “existen estudios que indican que a veces, con dieta y ejercicio, no es necesario tratamiento farmacológico, el azúcar se puede controlar e incluso revertir, llevando los pacientes solamente un seguimiento”.

Por ello, dijo, el propósito del IMSS es promover la cultura de la prevención a fin de no tener que agotar la reserva de fármacos, “no queremos realizar una medicina curativa, sino preventiva, lo que es fundamental para evitar que la epidemia nos sobrepase y lleguemos a un grado en el cual haya escasez de medicamentos.

Consideró que la prevención, además, debe llevarse a cabo desde las escuelas y no sólo con la población adulta, pues es necesario promover la buena alimentación y el ejercicio para también prevenir sobrepeso y obesidad, que son principales causas de diabetes y que representan cifras importantes a nivel mundial, ya que México destaca en los primeros lugares de este problema de salud.