PACHUCA, Hgo., 6 de abril del 2021.- A través de las herramientas digitales tuvimos la oportunidad de entrevistar a la doctora  Ekaterina Kostioukhina,  investigadora y catedrática de la Universidad de Harvard, quién con su carisma, y sonrisa sutil, nos compartió parte de su vida y de su trayectoria profesional.

Ekaterina creció como migrante, primero en 1994 en la etapa prehistórica de Rusia a Ecuador, más tarde regresaría a Rusia, posteriormente de su país natal  emigró a los Estados Unidos y actualmente vive en México.

“Tuvimos que emigrar por tener diferencias de opinión y mucho tenía que ver con el racismo, se ejerció violencia hacia mí familia y a mí persona, por eso decidimos emigrar y gracias a Dios hay programas de refugiados en los Estados Unidos de América, que la Organizaciones de las Naciones Unidas (ONU) protege y gracias a uno de esos programas pudimos establecer una vida más tranquila.”

“Cuando era niña era más difícil, yo soy blanca y rubia, en Ecuador al ser diferente, me veían como la niña rara; en esa etapa los niños siempre tratan de buscar diferencias.”

“No sé trata de ser emigrantes o migrantes sino que por conflictos políticos, económicos tienes que irte de tú lugar natal a otros lugares.”

A pesar de tener una vida de constantes cambios, logró graduarse en Neuropsicología.

“Siempre me han gustado los problemas complicados, los enigmas y cuando decidí estudiar la ciencia decidí inclinarme a estudiar algo muy complejo e interesante, y el cerebro humano, es lo más difícil que pude encontrar, así que empecé estudiando neurociencia y eso me llevó a la medicina, después a la psicología.”

“Y ahora que están pasando cosas sin precedentes, que es la inversión del 5to ámbito digital, estamos viendo cómo los humanos nos comportamos en el ciberespacio y con la pandemia mucho más, hemos visto beneficios pero también dificultades y peligros, eso me llevó a utilizar, las herramientas de la neuropsicología para estudiar algo más específico, que es la ciberpsicología.”

“La ciberpsicología, es la unión de diferentes materias, como la neurociencia que estudia cómo funciona el cerebro, mientras la psicología analiza el comportamiento de las organizaciones civiles, marketing, entre otras, son muchas las ciencias y científicos que han puesto su conocimiento para explicar que es lo que pasa en el mundo – estamos parados en los hombros de los gigantes– los cuáles nos han impulsado.”

La doctora señala que todavía no hay información empírica muy sólida, que es lo que se acostumbra en la ciencia, ya que el internet y las redes sociales no tienen mucho tiempo de ser inventadas y estas herramientas están en frecuente movimiento.

Su investigación dentro de la rama de la ciberpsicología inició durante la pandemia con el objetivo de ayudar al área de la medicina a través de la tecnología.

“Las personas se han refugiado en el mundo cibernético, porque en el mundo presencial tenemos un virus que nos está matando a todos, esto ha ocasionado estar en el ciberespacio de 8 a 12 horas sentados al frente de una computadora; al raíz de esto, el comportamiento humano se adapta de una forma diferente y también se han potencializado los problemas: campañas políticas llegan a tener efectos secundarios, problemas de insolación social, depresión en jóvenes, suicidios, robo de identidad, ciberfraudes, ahora las personas que venden droga y armas se han digitalizado.”

“De cada 10 crímenes 7 tienen un componente cibernético, la mayoría tiene que ver con virus para infectar las computadoras o generan mensajes bien compuestos para defraudar.”

“Un sistema del crimen organizado que es mucho más complejo, es el robo de información, la venden en Deepweb y los compradores más específicos, la compran.”

“Antes en el crimen presencial los ladrones robaban y todo se quedaba en México, pero ahora en el cibercrimen los ladrones son de otros lugares y el dinero ahora se va a otros países y eso es un gran problema.”

“Pero también han pasado cosas buenas, obtenemos acceso a información de manera inmediata, podemos trabajar desde casa – hace énfasis – pero también los humanos necesitamos de ese contacto humano.”

La doctora también explicó cómo se utiliza la ciberpsicología en la política.

“Hay dos áreas, uno es en campañas políticas cuando los políticos están buscando ser elegidos, ahí es donde se emplea la mayor parte de la manipulación, porque hay muchas cosas en juego, se utiliza la estrategia de politización de inducir a la violencia y a la ansiedad; estos métodos son anticuados y se siguen utilizando, el problema en el mundo digital es que se magnifica, por lo tanto, obtiene una mayor fuerza y el problema, es que se vuelve un fanatismo; tenemos que tener mucho cuidado en las campañas políticas.”

“La segunda parte, es cuando los líderes ya están gobernando, en esta etapa ya no se utiliza mucho la manipulación, si hay países que utilizan diferentes estrategias, pero es para calmar a las personas, porque cuando el político está gobernando quiere que haya apoyo, cooperación, menos violencia.”

La doctora, hace referencia a los diferentes grupos sociales y la facilidad con la que nos comunicamos con las personas de nuestros mismos intereses “el internet conecta a muchísimas personas, antes nos reuníamos con la población local, ahora lo único que limita, es el lenguaje, ya ni siquiera la zona horaria.”

Dice la doctora Ekaterina, que el reporte de inteligencia menciona que las guerras son diferentes y las estrategias son a través de las plataformas digitales.

¿Cómo se emplea la manipulación?

“Te daré un ejemplo: sí es que ahorita empezamos a hablar de una piña jugosa y agria, exprimida con limón, uno empieza a salivar y eso es una forma de manipular, porque con mí voz, con la ondas sonoras, estoy cambiando tu fisiología y esto puede llevar aún comportamiento, a querer comer esa fruta o quieras tomar un vaso de agua; así hay estímulos catalogados para influenciar el comportamiento humano, nosotros pensamos que tenemos él control en nuestras acciones, comportamientos y elecciones, pero no, el 95% por ciento, de nuestras acciones y comportamientos son controlados por nuestros subconsciente.”

Para comprender más acerca de la manipulación, la doctora, nos explica el funcionamiento del cerebro humano.

“El cerebro es bien complicado por eso me gusta estudiarlo y todavía no se sabe exactamente cómo funciona todo; tenemos tres partes importantes; una es el cognitivo, el que utilizamos para utilizar decisiones más informadas, es con el que pensamos más tiempo; la segunda es el límbico, que está dividido en el sistema mamífero y reptiliano, que es lo que compartimos con otras criaturas, estos sistemas, son más impulsivos, ocasionan que actuemos por instintos, por ende lo que hacen los cibercriminales, buscan activar estos sistemas con el fin de que las personas tengan más adrenalina y no piensen bien bloqueando así la parte cognitiva; también hay otros sistemas que es el simpático.”

¿Doctora los temas que aborda son delicados y podrían afectar los intereses de ciertos grupos, ha tenido amenazas?

“No hemos tenido amenazas activas, tengo mucho cuidado en no atacar a ningún grupo, si hay muchos intereses que están en juego; actualmente en México hemos tenido 64 muertos y 73 incidentes de violencia política, es peligroso, por ello trato de ayudar, explicando a través de las herramientas más útiles, utilizamos la psicología para comunicar el mensaje y la solución que son más útiles para la población.”

Por otro lado se mencionó la profesión del periodismo y cómo influye en lo político y la ciencia.

“El trabajo de los periodistas es muy peligroso porque es la retroalimentación en general; los líderes están haciendo el trabajo desde arriba pero hay demasiadas cosas que están pasando abajo y es importante que alguien lo comunique, aquí también entramos a la neurociencia y neuropsicología, la forma de cómo decimos el mensaje, la retroalimentación duele, pero se trata de educar a las dos partes, sobre todo a los políticos, el servicio que se provee en las noticias es para ayudarlos a mejorar.”

“En la Universidad de Harvard, estamos trabajando en un proyecto dónde recolectamos, el mundo de la neurociencia y neuropolítica, las herramientas que sean útiles en las campañas políticas y para la gobernanza; que a su vez tiene efectos positivos para la población, esto ayuda a qué los políticos sean competitivos, a veces caen en el sistema, pero lo que estamos tratando de hacer es ayudar al sistema.”

“Históricamente la ciencia y la tecnología han sido áreas más masculinas, porque los hombres son los que tenían acceso a estudiar y las mujeres teníamos otras responsabilidades como cuidar a la familia, pero ahora el avance de la tecnología nos ha ayudado a cumplir con nuestras tareas y además seguir preparándonos.”

“En mi área de investigación, que es la ciberpsicología, es una mezcla de personas; proviene de la ciencia de la psicología, que es manejada por diferentes grupos, dónde hay igualdad de género; también es importante señalar, que al hacer cooperación, es más fácil trabajar y con la competitividad hay estrés innecesario.”

“En mí historia ha sido fundamental trabajar en equipo, evitar la competitividad, siempre he elegido ámbitos donde uno aporta porque cada uno es diferente y las matemáticas cambian; 1 + 1 es mucho más que dos.

El éxito que ha tenido la doctora Ekaterina ha sido su familia, agrega: “Detrás de cada mujer exitosa hay un gran hombre y mí éxito en la ciencia ha sido poder formar sinergia con mi esposo el profesor Israel Reyes, porque es nuestra meta mutua el poder trabajar en familia; no existe competencia y gracias a eso hemos podido llegar mucho más lejos.”

“Pero detrás de cada hombre hay una mujer y también detrás de una gran mujer hay mujeres apoyándola, es como lo mencioné en un inicio, estamos parados sobre los hombros de los gigantes.”