A+ CIUDAD DE MÉXICO, 10 de agosto de 2016.- Las tiendas de pronto moda tienen la ventaja de poner al alcance de los consumidores prendas y accesorios en tendencia por un precio menor al que ofrecen las marcas de lujo, lo que puede llegar a ser contraproducente para estas firmas, más cuando la línea entre el plagio y la inspiración es casi invisible.

No es novedad que Zara, la línea estrella de Grupo Inditex, sea acusada por copiar diseños de otras marcas, aunque a algunos parece no molestarles como es el caso del director creativo de Balmain: Oliver Rousteing, quien declaró en una entrevista para el periodista Alexander Fury del diario El Independiente (The Independent), que le complace que un escaparate de Zara mezcle sus diseños junto con los de Céline y Proenza, con un gran sentido estético.

Más detalles: Quadratín México