PACHUCA, Hgo., 25 de febrero de 2016.- Desde noviembre del año pasado, un grupo de trabajadoras del hospital psiquiátrico Villa Ocaranza acudió con la titular de la Secretaría de Salud en Hidalgo (SSH), Geraldina García Gordillo, para exponerle que por lo menos 30 empleadas de ese sitio, entre psicólogas, enfermeras y administrativas, sufrían acoso sexual y laboral por parte del director de la institución, Julián Luis Fernando Islas Díaz.

Al no obtener una respuesta, dos de las trabajadoras acudieron al Centro de Justicia para Mujeres, en donde obtuvieron dos órdenes de restricción contra el médico, quien desde hace tres años está al frente del hospital especializado en psiquiatría.

Una de las trabajadoras afectadas acudió a la Comisión de Derechos Humanos del estado de Hidalgo (CDHEH), para pedir una solicitud de intervención con número CDHEH-VF-0040-15, en donde señalaba el hostigamiento del que fue parte.

Otra de las empleadas, hizo llegar un documento de fecha 15 de enero de 2015, en donde señalaba que el director del hospital la había cambiado de turno, debido a que le manifestó su molestia por la forma en que la tocaba.

En entrevista, algunas de las mujeres que han sufrido acoso, detallan que los señalamientos van desde piropos de “está usted muy guapa”, “que bonitos senos”, “que lindas nalgas”, “a poco no estaría bien tener unas piernas como las suyas en medio de las mías”, además de tocamientos de cadera y pechos, denunciaron algunas víctimas, en entrevista para Quadratín Hidalgo.

Una de las psicólogas precisó que tras la denuncia de acoso sexual, el médico le dijo que la cambiaría de turno, a pesar de que ella labora en las mañanas desde hace más de una década. 

Narró que cuando lo cuestionó sobre cuál era el motivo del cambio, contestó que eran ordenes de su jefa; sin embargo, tras acudir a la administración, Islas Díaz reconoció que se trataba de un error.  

“Nosotras acudimos en noviembre a solicitar una audiencia con Geraldina (haciendo referencia a la secretaria de Salud), porque ella habla del género y la defensa de las mujeres, pero desde esa fecha hasta hoy, no nos ha recibido”, denunciaron las trabajadoras.

Cuestionaron que en las dependencias de Gobierno llevan a cabo los 25 de cada mes el «Día Naranja», una iniciativa para prevenir la violencia contra las mujeres y las niñas, pero a ellas no las reciben, por lo que tuvieron que recurrir a instancias judiciales para obtener una orden de restricción.   

Una de las trabajadoras precisó que desde hace tres años, ella fue objeto de acoso sexual por parte de Islas Díaz, pero al no acceder a sus propuestas, la acusó ante la Procuraduría General de la República (PGR) delegación Hidalgo, por falsificar documentos del ISSSTE, según consta en la averiguación AP/PGR/HGO/PACH-1-1/516/14; sin embargo, tras un litigio de casi un año, se demostró su inocencia, indicó.

 Por separado, la secretaria de Salud, Edna Geraldina García Gordillo, en entrevista reconoció que en noviembre recibieron una denuncia contra el director del hospital de Villa Ocaranza, Julián Luis Fernando Islas Díaz, misma que se turnó a la Contraloría.

“Yo tengo el acuse de recibo”, dijo la secretaria entrevistada el pasado 12 de febrero, “lo que a mí me corresponde es turnarlo para su investigación”.

Al insistir que cuánto durará esta resolución, dijo que a ella no le corresponde, “yo no puedo opinar, no soy juez y parte, debo esperar una resolución”, agregó.

El pasado martes 17 de febrero, un grupo de cuatro mujeres, entre psicólogas, doctoras y administrativas, se reunió con el subsecretario de Gobernación, Alberto Escamilla Vital, quien les informó que su caso se encuentra en la Contraloría, en espera de una resolución.

Al respecto, el gobernador José Francisco Olvera Ruíz, precisó tiene poca información al respecto; sin embargo, no se puede permitir que con los discursos de género en las dependencias del ejecutivo, se den este tipo de casos.

El mandatario, quien acudió al evento de transversalización e institucionalización de la perspectiva de género en el sector educativo, dijo que se investigará por medio de la Contraloría y se seguirá de manera puntual el caso.