PACHUCA, Hgo., 9 de agosto de 2015.- Tras meses de investigación y trabajo de inteligencia policial, en coordinación con autoridades norteamericanas, este fin de semana la Secretaría de Seguridad Pública de Hidalgo (SSPH) detuvo a Rafael “C”, probable multihomicida de al menos cuatro mujeres, hechos ocurridos en Estados Unidos, Distrito Federal y el más reciente, en la comunidad de Almoloya, municipio de Acatlán.

Agentes de la Coordinación de Investigación en Prevención del Delito llevaron a cabo las indagatorias en México del homicidio de Margarita “R” de 45 años cuyo cuerpo sin vida fue hallado el pasado 2 de agosto con rastros de violencia y agresión sexual.

De acuerdo con la averiguación previa con el número 18/I/1720/2015 asentada en Acatlán, la causa de la muerte de esta mujer fue por asfixia provocada por sofocación.

Fue encontrada en una milpa semidesnuda y con heridas de arma blanca en el cuerpo.

Al realizar las investigaciones, los agentes de la coordinación determinaron que el ahora detenido, pareja sentimental de Margarita, fue la última persona que la vio con vida y no se le volvió a ver hasta el día del su aseguramiento llevado a cabo en dicho municipio.

Cuando Rafael “C” fue localizado, los agentes investigadores ya habían realizado un trabajo de coordinación con el Departamento de Policía de la ciudad de Salinas, en California, Estados Unidos, donde era buscado también por el delito de homicidio en contra de otra mujer de 35 años ocurrido en noviembre de 2012.

La mujer desapareció y hasta la fecha su cuerpo no ha sido localizado, pero durante la entrevista, el presunto homicida aceptó haberla arrojado al río conocido como CarrLake donde desapareció.

Cuando los agentes se contactaron con la policía norteamericana, confirmaron que Rafael contaba con una orden de arresto y no había sido localizado pues las autoridades estadounidenses sospechaban ya de su regreso a México.

En los dos probables homicidios que se citan, el detenido confesó haber ultimado a ambas mujeres al saberse despreciado por ellas cuando a la radicada en Estados Unidos le pidió dejar a su marido y a la última radicada en Acatlán, casarse con él.

En su declaración a los investigadores, Rafael “C” reconoció que en 2014 privó de la vida a otra dos mujeres, una en un hotel de la Ciudad de México, razón por la que se fue a vivir a Almoloya y una más en la comunidad de Tortuga, en el municipio de Metepec y cuyo cuerpo también arrojó al río.

De acuerdo con el dictamen pericial en materia psicológica, se concluye que Rafael “C”  puede atentar contra la integridad de cualquier individuo, principalmente mujeres,  hacia los que tenga sentimientos negativos, que considera rebasan su límite.

Por esta razón se vuelve agresivo y busca las formas de desfogar sus impulsos.

El dictamen, señala además que su comportamiento registra una “falta de preocupación” ante los sentimientos de otros, baja tolerancia a la frustración y bajo umbral para descargas de agresividad.

En términos generales, registra incapacidad para sentir culpa, por lo que su conducta puede representar un peligro para las personas que lo desestabilizan.
Rafael “C”, de 35 años y de ocupación albañil, fue puesto a disposición de las autoridades correspondientes para los efectos de ley que haya lugar.