PACHUCA, Hgo., 4 de marzo de 2021.- Debido a la situación de emergencia sanitaria el Centro Federal de Conciliación y Registro Laboral (CFCRL) implementó dos nuevas formas de atender a usuarios, las cuales quedarán permanentes para facilitar la resolución de conflictos laborales.

Según informó en entrevista Gianni Rueda de León Iñigo, coordinadora general de Conciliación Individual del (CFCRL), desde noviembre del año pasado inició la función conciliatoria individual en 8 entidades federativas, entre ellas, Hidalgo, pero dado el semáforo rojo en el que permanecían algunas entidades, y con la finalidad de no dejar sin atención a los usuarios, se generaron acciones adicionales en el marco de la ley y se creó un proceso dual de conciliación presencial y vía remota.

“Con lineamientos particulares para apegarse a la ley, la vía remota llegó por necesidades generadas por el Covid 19, pero llegan para quedarse, pues el procedimiento funciona”, dijo la funcionaria.

Detalló que, a través de la página de internet https://centrolaboral.gob.mx/, el representante patronal o trabajador, según sea el caso, introduce datos de solicitud de conciliación como son nombre, domicilio, CURP, motivo de la conciliación y conflicto nombre de la empresa y domicilio, generando un acuse electrónico que se entrega por medio de un buzón único que genera el Centro para comunicarse con sus usuarios y se entrega el citatorio con una clave CIE del conciliador del centro y un plazo de tres días para la respuesta.

En el citatorio se incluye una liga de meet con fecha y hora de la audiencia autorizada por el órgano gubernamental y se lleva a cabo sesión conciliatoria como si fuera de manera presencial, el convenio procedente puede firmarse con FIEL o se fija una hora para que se firme de manera presencial o se envíe el documento por paquetería.

De esta manera, dijo, se reduce al mínimo el contacto físico, los traslados y los gastos de movilización, así como el riesgo de contagio para usuarios y funcionarios, además de que observó que el no estar de frente en una oficina ayuda a mitigar las fricciones entre las partes.

Rueda de León aclaró que todas las sesiones son confidenciales, que no se entregan documentos a otras personas, ni cualquiera delas partes puede utilizar la información de la sesión en un juicio, además de que el convenio tiene la categoría de cosa juzgada, por lo que, si no se cumple, se ejecuta ante el Tribunal correspondiente.

Los procedimientos, además, no pueden exceder de 45 días naturales y generalmente se resuelven, en la segunda audiencia, aunque pueden llegar hasta una cuarta. En caso de no resolverse, se emite constancia de no conciliación y se accede a la representación gratuita por parte de Profedet para ir a tribunales.

No obstante, dijo, la función del centro es que los procesos se judicialicen lo menos posible.

Una vez que el semáforo de riesgo epidemiológico llegue a color verde, anotó finalmente, Hidalgo contará también con la figura de la audiencia itinerante, que consiste en llegar a acuerdos con otras dependencias que permitan la instalación de stands del centro, como oficinas alternativas, para poder acercar más los servicios presenciales.