PACHUCA, Hgo., 21 de mayo del 2020.- Más de 26 mil personas en Hidalgo experimentaron un acto de corrupción por servidores públicos en alguno de sus trámites, sin embargo sólo el 7 por ciento de estos actos se denunciaron ante las instancias pertinentes, lo anterior de acuerdo a datos arrojados por la Encuesta Nacional de Calidad e Impacto Gubernamental (ENCIG) 2019.

En esta nueva edición de dicho instrumento de medición del Inegi encargada de recabar información sobre las experiencias y la percepción de la población con trámites y servicios públicos que proporcionan los diferentes niveles de gobierno, incluyendo servicios de seguridad pública y justicia, donde se destacó de forma general que un 87 por ciento de los encuestados tiene la percepción de que hay frecuencia de actos de corrupción en instituciones de gobierno.

En el caso de Hidalgo, de un total de 410 mil 534 personas de 18 años o más refirió que hay un frecuencia de corrupción en la entidad del 85.4 por ciento, desglosado en la percepción de es muy frecuente en un 36.6 por ciento y sólo frecuente en un 48.8 por ciento.

Del lado contrario un 11.5 por ciento señala este problema como poco frecuente y sólo el 1.6 por ciento considera que no hay este tipo de actos en la entidad.

Se resalta a su vez que de este universos, 26 mil 598 personas experimentaron de primera mano un acto de corrupción perpetrado por algún servidor público mientras realizaban algún trámite pago o solicitud, mientras que el resto de los encuestados refirieron que sólo han escuchado de algún cercano ser víctimas de estos hechos.

Lo anterior implica que el 6.4 por ciento de los encuestados pasó por un acto de corrupción a cargo de un servidor público, sin embargo de este espectro, sólo en mil 982 casos se acudió a las instancias pertinentes para interponer una denuncia ante la posible comisión de este ilícito.

Lo anterior implica que del universo afectado directamente de 6 por ciento por actos de corrupción, apenas el 7 por ciento de estos denunció, por lo que hay un 93 por ciento restante que pasó por alto estos actos considerados como delito, lo cual se traduce en impunidad y apatía.

Cabe destacar que los actos de corrupción fue apenas la tercera preocupación más alta considerada entre los encuestados en Hidalgo, al sólo tener la mención del 42.9 por ciento de los consultados. Los temas de inseguridad como primero y desempleo en segundo se posicionaron como las preocupaciones más latentes entre los hidalguenses con el 80.5 y 53 por ciento en la encuesta.

En la parte de las instituciones y sectores considerados más corruptos se localizó como primera a la Policía con una precepción de muy frecuente equivalente al 53.3 y sólo frecuente de 32 por ciento, seguido de los partidos políticos con 49.1 y 37.8 por ciento, así como en Diputados y Senadores del 31.4 y 45.3 por ciento.

En la encuesta los medios de comunicación también fueron evaluados, de los cuales los hidalguenses consideran que también tienen conexión con actos de corrupción, en este sentido con el 22.5 por ciento de percepción de muy frecuente y 48.1 señalado como frecuente.