PACHUCA, Hgo., a 12 de junio de 2020.- Hidalgo supera la media nacional en lo que respecta al maltrato en la atención obstétrica, con un 35 por ciento de mujeres que afirman haber padecido la misma, mientras la media es de 33.4 por ciento.

Según los datos más recientes del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), Hidalgo forma parte de los diez estados donde más mujeres padecen de violencia al recibir atención médica durante el parto.

La violencia en la atención obstétrica es toda acción u omisión por parte del personal de salud que cause daño físico o psicológico a la mujer durante el embarazo, parto o puerperio, actos que constituyen una violación a los derechos humanos y reproductivos de las mujeres, según el concepto del Grupo de Información en Reproducción Elegida (GIRE)

Este tipo de violencia es institucional y de género, y se manifiesta cuando las mujeres experimentan regaños, burlas, ironías, insultos, amenazas, reclamos, discriminación, humillación, manipulación, negación al tratamiento, falta de acceso al sistema de salud, así como atención deficiente en el sistema.

Los resultados de la Encuesta Nacional sobre la Dinámica de las Relaciones en los Hogares (ENDIREH) muestran que de las mujeres (2.9 millones) de 15 a 49 años que tuvieron un parto o cesárea, el 33.4% sufrió algún tipo de maltrato.

De las instituciones en las que recibieron maltrato destacó el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), con 40.8 por ciento.