Después de los intentos y concretados linchamiento en Hidalgo presentes en los últimos años, la legisladora de Encuentro Social, Jajaira Aceves Calva propuso extender una pena de 5 a 9 años de prisión a quienes participen en este tipo de actos tumultuarios.

Este día en tribuna, la diputada señaló la necesidad de reformar y adicionar el capítulo III de las disposiciones comunes para los delitos de homicidio y lesiones del Código Penal del Estado de Hidalgo.

“No me puedo quedar cerrando los ojos ante esta problemática, razón por la que propongo que en Hidalgo regulemos de manera específica en el caso de homicidios tumultuarios o lesiones de la misma naturaleza, para que la representación social no tenga pretextos para la impunidad que se está generando”, apuntó.

Bajo estos argumentos se propone adicionar al capítulo III los artículos 146 bis, 146 ter y 146 quater en las disposiciones comunes para los delitos de homicidio y lesiones.

De este modos en el artículo 146 bis se quedaría en que las lesiones o el homicidio son tumultuarios cuando en su comisión intervienen tres o más personas, sin concierto previo para cometerlos y obrando debido a un impulso de momento, espontaneo y provocado por las circunstancias inmediatamente anteriores a este.

Bajo el artículo 146 ter, en el supuesto de lesiones tumultuarias, previsto por el artículo anterior, se aplicarán las disposiciones de que a cada uno de los responsables se les aplicaran las sanciones que procedan por las lesiones que conste hubieren cometido y si no constare quien o quienes infirieron las lesiones, se impondrá a todos los autores hasta nueve años de prisión.

En el artículo 146 quater se señala que en el caso de homicidio tumultuario, si la víctima recibiere una o varias lesiones mortales y constare quien o quienes las infirieron, se aplicarán a estos o a aquel, las sanciones correspondientes al homicidio simple.

O si el perjudicado recibiere una o varias lesiones mortales y no constare quien o quienes fueron los responsables, se impondrá a todos de seis a doce años de prisión; y finalmente cuando las lesiones sean unas mortales y otras no y se ignorare quienes infirieron las primeras, se impondrá prisión de cinco a nueve años a todos los que hubieren atacado al occiso, excepto a quienes justifiquen haber inferido solo las segundas, a quienes se aplicaran las sanciones que correspondan por dichas lesiones.

Además de que dichas lesiones solo fueren mortales por su número y no se pueda determinar quiénes las infirieron, se impondrán de cuatro a nueve años de prisión a todos los que hubieren atacado al occiso con armas a propósito para causarle esas lesiones.

Por lo menos desde 2018 hasta la fecha van más de 10 linchamientos e intentos de los mismos en territorio hidalguense, mismos que han dejado por lo menos 10 personas muertas, mientras que una de ellas falleció tras el fallo en la aplicación del recién creado Protocolo de actuación policial para el control de multitudes ante el riesgo de violencia colectiva, esto en Ixmiquilpan el pasado 8 de abril.