PACHUCA, Hgo., 28 de julio de 2021.- Pobladores de las comunidades de Guadalupe Victoria y Dos Ríos, del municipio de Cuautepec de Hinojosa, llegaron esta tarde a la Plaza Juárez para exigir “justicia para Alex y su familia”, así como para el pueblo de Cuautepec, piden la retirada definitiva de policías.

Lo anterior debido a que acusan presuntos abusos de agentes ministeriales que acuden al municipio a realizar cateos de casas en busca de personas dedicadas a la extracción ilegal de combustible, así como para el aseguramiento de predios, vehículos y material utilizado para esta actividad ilícita.

Como es bien conocido, Cuautepec de Hinojosa es foco rojo de este delito por el paso de un tubo de PEMEX que frecuentemente es ordeñado, por lo que de manera continua se llevan a cabo operativos con el objeto de cumplir con órdenes de aprehensión contra presuntos “huachicoleros”, las cuales terminan mayormente en protestas por parte de vecinos que aseguran que no se dedican al robo de hidrocarburo.

Fue así que, el pasado lunes, cerca de las 6:00 horas, cuerpos policiales llegaron en busca de un presunto líder que festejaba su cumpleaños en un predio en el que se llevó a cabo una gran fiesta que terminó en balacera y con el presunto delincuente prófugo.

No obstante, en el enfrentamiento entre policías y huachicoleros, tres personas, dos mujeres y un varón, resultaron lesionadas y falleció un joven de 20 años conocido como Alex “N”.

Por esta defunción un grupo numeroso de pobladores a gritos piden la salida de la policía de sus comunidades, pues aseguran que son perpetradores de abusos contra familias a las que les roban propiedades en sus casas durante las órdenes de cateo.

Con palabras altisonantes, se hicieron escuchar para exigir se detenga la acción de las autoridades en Guadalupe Victoria y comunidades aledañas, misas que presumiblemente se benefician del huachicoleo.

La violencia, en tanto, recrudece en ese municipio sin que hasta el momento haya quién la detenga, mientras que los pobladores aseguran que buscan la paz.