PACHUCA, Hgo., a 24 de marzo de 2020.- A casi un año de que entrara en vigor el Protocolo de Actuación Policial para el Control de Multitudes ante el Riesgo de Violencia Colectiva, que dicta la manera en que uniformados deben actuar en casos de linchamiento público, la práctica no ha disminuido en Hidalgo, que destacaba, hasta mayo del año pasado, como el quinto estado con más reacciones de este tipo.

Tan solo en marzo, se han registrado intentos de linchamiento en Tizayuca, hace poco más de una semana, cuando dos hombres y una mujer fueron golpeados por vecinos de Hacienda La Lima, acusados de haber sido hallados robando, mientras que otro caso se presentó apenas ayer, cuando vecinos de Haciendas de Tizayuca detuvieron a un varón que, al parecer, había robado un teléfono celular a una joven que bajaba de una unidad de transporte colectivo y lo golpearon previo a entregarlo a policías municipales.

A inicios de mes, en el municipio de Francisco I. Madero, vecinos golpearon a un hombre acusado de tratar de llevarse a un infante en un vehículo con placas del Estado de México que los habitantes de la comunidad de Lázaro Cárdenas finalmente incendiaron.

Apenas este fin de semana, luego de una riña campal en el balneario El Tephé, en Ixmiquilpan, un turista falleció a manos de habitantes de la comunidad que afirmaban haberse defendido de agresiones de visitantes provenientes del Estado de México que se hicieron de palabras con personal de seguridad del balneario por las disposiciones preventivas contra contagios por Covid 19.

Por horas, varios ixmiquilpenses estuvieron a la espera de la salida de los turistas que eran atendidos en el Hospital Regional de Taxadhó con la firme intención de lincharlos.

El otro caso grave tuvo lugar ayer, en los límites de las comunidades de Santa Ana Tzacuala, en Acaxochitlán, y Santa María Asunción, en Tulancingo, donde un hombre acusado de participar en la privación de la libertad de dos menores perdió la vida a manos de vecinos que hicieron justicia por mano propia.

A mediados del año pasado, durante la presentación de la revista ProPersonae, de la Comisión de Derechos Humanos del Estado de Hidalgo, su titular, Alejandro Habib, aseguró que se llevaban a cabo las capacitaciones correspondientes a policías municipales de la entidad para la aplicación del protocolo destinado a evitar los linchamientos, mientras que hasta donde aún no llegaban las capacitaciones presenciales, se había distribuido la publicación que contiene el acuerdo publicado en abril de 2019 en el Periódico Oficial del Estado de Hidalgo para la actuación en estos casos, aunque el mes de marzo en Hidalgo ha mostrado que aún falta eficiencia en la aplicación del protocolo.