VALLE DEL MEZQUITAL, Hgo., 14 de septiembre de 2020.- Tras haber sido hallado el pasado 10 de agosto en la comunidad de Santa María Batha, en el municipio de Chilcuautla, el cuerpo sin vida de una joven mujer, finalmente, por medio de estudios de ADN, se llegó a la conclusión de que el cadáver pertenece a Mariana Z.E.

La joven, quien desapareciera el pasado 2 de agosto, fue hallada muerta en la comunidad de Tunititlán, en las cercanías de la ex hacienda Demiñho, luego de haber sido vista por última vez en Tlahuelilpan, de donde presuntamente un joven la trasladó hasta Tula, cuando no se volvió a saber de ella.

Su cuerpo fue hallado apenas unas horas después de una multitudinaria marcha en la que participaron cientos de pobladores para exigir se intensificara la búsqueda de la joven y se proporcionara justicia para otras mujeres desaparecidas y asesinadas.

En esa misma semana, una mujer más fue asesinada y su cuerpo abandonado, por lo que se activaron numerosas protestas tanto presenciales como virtuales que continuaron hasta días recientes por las desapariciones y feminicidios de mujeres en Hidalgo.

Sobre el caso, hace casi dos semanas, se impuso resguardo domiciliario a un menor de edad contra quien se obtuvo vinculación a proceso por su posible relación con la desaparición de Mariana, por lo que al momento corre el mes determinado para la averiguación complementaria tras la cual se citará a nueva audiencia sobre el caso.