ALFAJAYUCAN, Hgo., 8 de octubre de 2019.- Nuevamente en el municipio de Alfajayucan se registró un intento de extorsión, en donde a través de una llamada telefónica informaban de un presunto secuestro.

De acuerdo a información obtenida el hecho ocurrió en la comunidad de La Huapilla, en la llamada mencionaron que tenían a una niña secuestrada, información que se propago en la localidad y generó que la población se reuniera a fin de brindar ayuda, sin embargo, minutos después se corroboro que la información era falsa por lo que la extorsión no se llevó a cabo.

Al respecto el ayuntamiento expuso que en ese municipio se han registrado varios intentos de extorsión mediante llamada, en esta ocasión dijo que los lugareños notificaron del hecho a las autoridades de seguridad pública, asimismo se comunicaron con sus familiares quienes se encontraban bien, por lo que al igual que en las ocasiones anteriores sólo quedo en intento.

Añadió que en los últimos meses han tenido conocimiento de alrededor de 13 casos, los cuales no se han perpetrado.

Quadratín Hidalgo informó que durante los primeros tres meses de este año se registraron al menos 30 intentos de extorsión vía telefónica tanto a la población como a delegados municipales informaron en su momento las autoridades municipales.

Detallaron que la forma de operar de los delincuentes, era en dos modalidades, una de ellas pidiendo a los lugareños depositar cierta cantidad de dinero con el argumento de que sus familiares que radican en Estados Unidos se encontraban en dificultades o a través del ofrecimiento de servicios de manera intimidatoria.

También pretendían extorsionar a los delegados municipales, a quienes les exigían el depósito de dinero para la realización de obras o los intimidaban diciéndoles que los tenían ubicados.

Por ello, las autoridades municipales emitieron una serie de recomendaciones entre las que se encuentran: mantener comunicación constante con el familiar, informarse sobre ese delito y platicar con sus familiares, moderar la información que se comparte y denunciar ante las autoridades cuando se crea ser victima o presenciar una extorsión telefónica, entre otras.