TULA DE ALLENDE, Hgo., 7 de julio de 2015.- Los oficiales de la secretaría de Seguridad Pública municipal, Jazmín Narez y Eloy Trejo, quienes se exhibieron en redes sociales mediante ‘selfies’ mostrando armas de fuego y portando el uniforme de la corporación, siguen sin ser sancionados por su conducta inapropiada.

Esto pese a que la reprobable acción, que cuando menos ameritaría, (de acuerdo al reglamento interno de seguridad pública), la suspensión temporal de sus encargos públicos.

La exhibición de los elementos del orden fue descubierta por sus superiores el pasado 21 de junio, y aunque el secretario Carlos Benítez Olivares dijo que no se tolerarán actos de indisciplina al interior de la secretaría, ambos uniformados siguen en funciones normales.

A Yazmín Narez -familiar del regidor Juan Pablo Ortiz Narez- incondicional del alcalde Jaime Jacobo Allende González, se le puede ver dando vialidad en la zona centro, mientras que Eloy Trejo, continúa asignado a labores de vigilancia en el occidente del municipio.

Y aunque nunca se vio a los oficiales separados del encargo que tienen, titular municipal de seguridad pública, señaló que la sanción ya fue interpuesta a los oficiales.

Sin embargo, se contradijo al mencionar que el correctivo para los policías lo determinará la comisión de honor y justicia de la secretaría y que sólo se está en espera que el consejo sesione para imponerles el castigo, “eso ocurre cada dos meses, estamos esperando”.

El correctivo para los policías debió de aplicarse conforme a los artículos 31, 34,37 del Reglamento de Policía, pues ambos estaban de servicio, a bordo de un vehículo oficial.

Cabe destacar que Jazmín Narez, que fue la primera en ser descubierta por los mandos superiores de la secretaría, no tiene arma a cargo, pues está asignada a validad, por lo que Eloy Trejo fue quien se la prestó para tomarse la selfie.

Se tiene conocimiento que en entrevista previa, Carlos Benítez, señaló que la falta no es grave, y a la oficial se le pondría un castigo por sacarse fotos con un arma y hacerlas públicas, “la oficial está para servir y no para sacarse fotos”.

Mientras que a Eloy Trejo se le sancionaría por prestar el arma que tiene a cargo a una persona que quizá no está preparada para portarla.

En aquella entrevista, el jefe policíaco, pormenorizó que aunque la falta no era grave, correspondían mínimo de 36 a 48 horas de arresto, sanción que se duda haya sido interpuesta.