TULA DE ALLENDE.- 5 de julio de 2015.- A través de las redes sociales, ciudadanos viralizaron un par de videos donde se exhibe un presunto abuso de confianza y tráfico de influencias en el seno del gobierno municipal, contando con 55 mil 526 y 37,514 reproducciones respectivamente.

En el primero se observa a una camioneta Chevrolet, Tahoe blanca, estacionada en un lugar prohibido y pese a ello, un oficial de tránsito, quien se identifica como Víctor Porras, no la sanciona presuntamente por ser propiedad del alcalde Jaime Jacobo Allende González.

Esto pese a que momentos antes obliga a los conductores de varios vehículos también estacionados en lugar prohibido a retirarse de la vialidad.

Ambas secuencias fueron captadas por el subdelegado de Barrio Alto segunda sección, José Carlos Pimentel Díaz.

Es entonces que Pimentel Díaz encara al elemento de seguridad pública y molesto le cuestiona, si es que en Tula existen ciudadanos de primera y de segunda, porque a algunos se les permite estacionarse en sitios prohibidos mientras que a otros no.

En la misma serie de imágenes, se muestra cómo dos vehículos más, propiedad de supuestos funcionarios del ayuntamiento, no pagan parquímetro por el derecho a estacionarse sobre Leandro Valle, (zona regulada por los dispositivos).

Además de que una de las unidades, que incluso porta un gafete con los sellos oficiales del ayuntamiento el cual lo identifica como funcionario, está estacionado en un cajón para discapacitados.

En el segundo vídeo se observa a Rogelio Cruz Olguín, ex asistente personal del alcalde Jaime Jacobo Allende González, y actual coordinador de Bibliotecas municipal, estacionado en un derrotero del transporte público, ante la complacencia de los oficiales de tránsito.

Quien para aparcarse en el sitio prohibido, tan sólo hace una señal al vigilante de tránsito quien acto seguido le permite estacionarse en un sitio restringido, lugar que ocupa durante un espacio de 10 minutos, hasta que Carlos Pimentel lo confronta y le reprocha que siendo trabajador de la alcaldía violente las leyes establecidas de tal forma.

Rogelio Cruz, con actitud prepotente amenaza al ciudadano, haciéndole mención de que se arrepentirá.

El par de vídeos difundidos a través de Facebook, causaron gran revuelo e indignación entre los tulenses, quienes han acusado prepotencia y tráfico de influencias por parte de los empleados de la alcaldía.