TIZAYUCA, Hgo., 4 de agosto de 2021.- Decenas de comerciantes ambulantes tomaron esta mañana las instalaciones de la Presidencia Municipal impidiendo el acceso y salida del personal al edificio.

La protesta, que presuntamente sería pacífica, pretendía llegar a acuerdos con la Dirección de Reglamentos y Espectáculos para que se revocaran las notificaciones por medio de las cuales la Presidencia Municipal les solicita retirar puestos ambulantes de la Avenida Juárez de este municipio.

Funcionarios instalaron una mesa de diálogo para escuchar a los vendedores liderados por el ex alcalde priista Gabriel García Rojas, pero no lograron acordar nada sobre la remoción de los semifijos, por lo que salieron y agredieron a policías municipales, además de dañar patrullas.

“NO NEGOCIAREMOS CON BANDIDOS”: Susana Ángeles

Por su parte, la presidente municipal Susana Ángeles, quien se encontraba realizando un arranque de obra en otro sitio, condenó los actos que por primera vez atribuyó abiertamente al ex alcalde Gabriel García Rojas, a quien desconoció como interlocutor entre la autoridad y los comerciantes al tiempo que lo responsabilizó por las posibles afectaciones a la integridad de los trabajadores que, dijo, tiene “secuestrados”.

Señaló que hasta el momento sólo se han retirado 11 puestos semifijos del primer cuadro del municipio y que a los mismos se les han expuesto alternativas para reubicación, incluyendo la renta con subsidio de un terreno muy cerca de su lugar original, además de facilidades para la devolución sin costo de sus estructuras.

Sin embargo, dijo, el golpeteo por parte de García Rojas ha continuado en un intento de amedrentamiento que busca generar un conflicto y culpar a policías.

Reiteró su apoyo total a la labor de José Luis Quezada Mellado, titular de Reglamentos, quien afirma, “se ha negado a la extorsión por parte de alcalde, quien busca trato especial por el cargo que anteriormente ocupó”.

Subrayó que continúa buscando el diálogo directo y sin intermediarios con los comerciantes informales, pues “son sujetos de derecho por sí mismos y van a contar con respaldo del municipio pero sin seguir secuestrados por quienes a cambio de cuotas les venden protección”.

Finalmente, la alcaldesa dijo que García Rojas tuvo su oportunidad de ordenar a los ambulantes, pero no brindó soluciones, por lo que esta administración buscará mejorías y salidas alternativas para los comerciantes tizayuquenses, pues los inconformes son del Estado de México.