La cúpula de la sección 15 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) ha arreciado su acometida contra el gobierno estatal en demanda del pago de bonos y aguinaldo para los trabajadores jubilados y homologados del sector educativo y ahora en pintas y difusión en redes sociales, acusan al gobierno de incumplir con los derechos de los trabajadores de la educación.

“El gobierno del estado falló” es uno de los mensajes más suaves que han difundido en las redes, para recordar que es responsabilidad del gobierno estatal cumplir con ese acuerdo establecido desde hace seis años, para garantizar a los jubilados un bono de fin de año y a los trabajadores homologados el pago de su respectivo aguinaldo.

Como para ponerse de lado de los trabajadores de la educación, el delegado de la Secretaría del Bienestar en Hidalgo, Abraham Mendoza Zenteno, dijo recientemente que el gobierno federal ha entregado a los 32 estados de la república los recursos para atender al sector educativo en cada entidad, incluido Hidalgo, con lo que se entendería que no hay argumento para retener los pagos a jubilados y homologados.

De su lado, el gobernador Omar Fayad ha dicho que el pago se hará en cuanto la Federación canalice los recursos para ese propósito, como ocurre cada año, sólo que esa partida no ha sido dispuesta aún y eso ha sido el argumento de la cúpula sindical para presionar al gobierno.

En un mensaje en redes sociales, acusan el olvido del gobernador Omar Fayad a quien el magisterio hidalguense llevó a la gubernatura y lo acusan de apoyar a Julio Menchaca Salazar como su candidato al gobierno del estado y advierten que “aunque vayamos en candidatura común no lo vamos a apoyar, porque nos va a hacer lo mismo”.

Hay que precisar que el partido de los maestros (no de todos) Nueva Alianza Hidalgo, forma parte de la coalición “Juntos Haremos Historia”, que forman Morena, PT y PVEM, y el presidente estatal de partido turquesa, signó el compromiso de apoyar la candidatura del senador Julio Menchaca.

Se entiende que las manifestaciones contra el gobierno forman parte de una estrategia del SNTE y el Panalh, pero han estirado mucho la liga usando un argumento válido como es la demanda de los jubilados y homologados, pero han llegado al terreno político en momentos en que se comienza a definir el futuro de Hidalgo y si bien los afectados deben ser apoyados por su sindicato, también la cúpula aprovecha la coyuntura para sacar raja política en tiempos de definiciones aliancistas.

Las opiniones y conclusiones expresadas en el artículo son de exclusiva responsabilidad del autor y no necesariamente reflejan la posición de Quadratín.