Tardó más o menos tres meses en aparecer el histórico dirigente de los trabajadores del gobierno municipal de Pachuca, Percy Espinosa Bustamante, para lanzarse contra el presidente Sergio Baños Rubio, a quien criticó por recortar el presupuesto destinado al servicio médico para los trabajadores sindicalizados y enviarlos a recibir atención médica a la delegación de la Cruz Roja, la cual no cumple con las expectativas de los beneficiarios del servicio médico.

Durante el gobierno de la panista Yolanda Tellería Beltrán, se firmó un contrato con la Cruz Roja-Hidalgo, para lo cual se pagaron 43 millones de pesos. Al llegar el priista Sergio Baños al poder, renovó el contrato pero redujo la cantidad a 21 millones de pesos.

Eso, presume el dirigente sindical, impide que los trabajadores tengan atención especializada. Incluso, acusa que hay 45 cirugías programadas en suspenso, además de que no hay citas para las áreas de especialidades. El mismo ha sido afectado por esta situación, pues le retrasaron tres meses su cita con el cardiólogo.

Con sus más de 20 años como representante sindical en la capital hidalguense, Percy Espinosa, suelta más críticas contra su patrón, por desatender al personal al que no le dota de la protección requerida para evitar contagios por coronavirus.

Dice que en las oficinas no hay gel antibacterial, no se sanitizan y a cada trabajador le dota de un cubre bocas por semana, con el argumento de que “no hay dinero”. En cambio, acusa, sí hay acciones para sanitizar negocios, para regalar gel antibacterial a los ciudadanos en las calles.

La polémica autorización a un particular y vecino del fraccionamiento San Javier (Isaac Factor Ríos) la construcción de la barda perimetral de ese sector habitacional, a un costo de tres millones 412 mil pesos.

Sergio Baños, también enfrenta el problema del pago del retroactivo al salario de los trabajadores sindicalizados, luego que el sindicato ganó un pelito laboral a la anterior autoridad, representada por Yolanda Tellería Beltrán, desde el 2019.

En suma, para el polémico líder sindical, para el presidente municipal, los trabajadores municipales son tan desechables como las lonas de su empresa O´Port, patrocinadora del Club de Futbol Pachuca, con el que acordó la creación del equipo de futbol de la tercera división “Atlético Pachuca”, un negocio que en nada beneficiará a los pachuqueños con más y mejores servicios.