Julio Menchaca Salazar logró sus objetivos: el cobijo de la plana mayor de Morena en el país; el arropo de unas cuatro mil personas en su tercer informe de labores y que el presidente nacional morenista, Mario Delgada Carrillo, arengara a los asistentes a gritar “un senador será gobernador” y al mismo tiempo el “fuera el PRI”, con la presencia del primer priista de la entidad, Omar Fayad Meneses.

Las expectativas las creó el mismo senador de Morena, desde semanas antes cuando se anticipó que rendiría su tercer informe de actividades legislativas en el emblemático estadio de futbol “Revolución Mexicana”, donde no solamente concentraría a una nutrida concurrencia, sino que se haría acompañar de los cuadros más relevantes de la Cuarta Transformación.

Ese día llegó hoy y además de una veintena de legisladores federales, estuvieron hoy los senadores de Morena, Olga Sánchez Cordero y Ricardo Monreal Avila, el presidente y la secretaria general de Morena, Mario Delgado Carrillo y Citlali Hernández.

Por lo que toca a los locales, acompañaron a Menchaca Salazar, su compañera senadora María Merced González González, el coordinador del Congreso local, el neo morenista Francisco Xavier Berganza, el diputado federal Navor Rojas Mancera y el delegado de los programas del Bienestar, Abraham Mendoza Zenteno, quien mostró su propia porra en el mismo acto de Julio Menchaca.

Los dirigentes real y formal del Partido Nueva Alianza en Hidalgo (Panalh) Francisco Sinuhé Ramírez Oviedo y Sergio Hernández Hernández, quienes ya no esperaron a escuchar el discurso de Olga Sánchez Cordero; también estuvo el ex diputado federal del PRI, Pedro Luis Noble Monterrubio y el empresario Ernesto del Blanco.

Luego de los informes de los senadores, el presiente nacional de Morena, arengó a la concurrencia con la pregunta de qe si querían primero que la Cuarta Transformación continue, para votar en marzo a favor del presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, durante la consulta sobre la revocación de mandato.

Pero, luego lo hizo para preguntar si la gente quiere en Hidalgo la alternancia y la respuesta fue atronadora a favor y en coro gritaron “un senador, será gobernador”, seguido de otra arenga: “fuera el PRI”, “fuera el PRI”.

Cuentan que antes del evento, gente del delegado de Bienestar, Abraham Mendoza Zenteno, intentó colocar unas mantas en el barandal que cubre el paso peatonal, que sirve igual como ciclo vía y que conecta con acceso al estadio, pero los policías se lo impidieron por ser ese un lugar público. Se habla de dos policías lesionados por oponerse.

Quien se mantuvo estoico ante la andanada, como cuando un equipo llega a la cancha del rival, fue el gobernador Omar Fayad Meneses, que fue abucheado cada que los conductores del evento lo mencionaban.

Por lo demás, todo parecía un acto de esos que organiza el PRI, sólo que con colores diferentes.
Cosas que se ven en estos tiempos de transformación y alternancia política.

Las opiniones y conclusiones expresadas en el artículo son de exclusiva responsabilidad del autor y no necesariamente reflejan la posición de Quadratín.