De acuerdo a los términos que nos marca la Ley Orgánica Municipal para el Estado de Hidalgo los ayuntamientos de los municipios presentaron sus iniciativas de Leyes de Ingresos y se encuentran en la Comision de Hacienda para el análisis y discusión de las cuotas y tarifas que incluyen, el debate será bastante interesante por varios aspectos.

Primero las finanzas municipales no se están comportando como normalmente lo hacen la pandemia afecta la recaudación, de igual manera los bonos electorales se le terminan a los gobiernos municipales y la confianza de la ciudadania esperando cambios para el municipio se reflejará en la recaudación. Normalmente el primer año los ingresos propios de los municipios presentan un incremento, veremos cómo se comportan actualmente que inician su segundo año.

Debemos recordar que las actuales Leyes de Ingresos fueron armadas por los Concejos Municipales y en la mayoría de los casos las metas de recaudación están por encima de lo que en realidad ha ingresado a las arcas municipales. Durante los meses de mayor recaudación nos encontrábamos en rojo y diversos municipios generaron mecanismos de apoyo consistentes en descuentos a los pagos, la intermitencia de las actividades así como la dinámica social disminuida por el COVID y el semáforo epidemiológico se convierten en factores que impactan directamente en la recaudación y por ende en el presupuesto, a menores recursos, menores obras y acciones.

También fallos de la Suprema Corte impactarán directamente en los ingresos municipales uno en cuanto a la gratuidad de la entrega de información solicitada vía transparencia pero sobre todo la decisión concerniente al Derecho de Alumbrado Público, recurso que en convenio con CFE recibían los municipios.

Las propuestas de Leyes de Ingresos tienen como fecha limite el 15 de noviembre para llegar al Congreso, siendo la primera vez que se hace este proceso en las actuales administraciones -tanto en los ayuntamientos como en el Congreso-. Estas iniciativas se presentan previo a un año electoral, situación que no debe influir al momento de tomar decisiones, sin embargo, en muchos sentidos la recaudación trae costos políticos inherentes, veremos como se trabaja para incrementar los ingresos municipales.