San Lázaro qué tan grave será el no repunte que hay un no cambio de estrategia para hacer frente al virus no fuera de control Covid19. En una guerra nada es voluntario… y estamos en Guerra vs el Covid19. Es cuanto.

Da la impresión que reconocer errores puede matar al presidente Andrés Manuel López Obrador, y por lo menos enfermar a su “eminencia” Hugo López Gatell.

Ojalá su discurso de ayer en Palacio Nacional hubiera sido un cambio de planes, un cambio de rumbo para atender la pandemia, pero no, fue un síntoma de alerta casi involuntaria por una emergencia que se niegan aceptar.

Frente a una evidente crisis sanitaria por el Covid19 se niegan a cambiar de estrategia para enfrentarla, se niegan a aceptar que no está bajo control, se niegan a imponer medidas preventivas, se niegan a aceptar un rebrote, se niegan a convocar al Consejo Nacional de Salud… Y se niegan a usar cubre bocas.

El presidente llama a tomar medidas voluntarias, un nuevo decálogo de buenas intenciones, NUEVE RECOMENDACIONES Y UNA ACCIÓN DE GOBIERNO para que la pandemia “no se salga de control”, mismo que sólo se tiene en los “datos” del profeta de la Cuarta Transformación.

Para ser breves el mensaje fue si quiere no salga, pero es voluntario… aunque el Covid19 avanza. En tanto Baja California y Zacatecas están en rojo en el semáforo epidemiológico, y 10 entidades están por pasar de naranja a rojo, incluyendo a la Ciudad de México.

La única Acción de gobierno: Diez. Nosotros, el gobierno, va a ampliar, sobre todo aquí, en la Ciudad de México en estos días”.

Si está todo bajo control y garantizada la cobertura ¿por qué es necesario aumentar el número de camas?

A diferencia de abril y mayo pasados ni siquiera hay una campaña de prevención oficial en medios, Susana Distancia ha muerto… quizá de Covid19.

Y siguen sin agregar el uso de cubre bocas como medida preventiva en el discurso oficial del presidente, el secretario de Salud, Jorge Alcocer, o del científico del profeta Hugo López Gatell, bueno el cubre bocas no existe ni siquiera en la página del gobierno sobre el virus https://coronavirus.gob.mx/ .

Mientras más mexicanas y mexicanos enferman y mueren López Obrador da en Palacio Nacional sus diez medidas contra la pandemia, nueve voluntarias y una promesa de gobierno, con una justificación, al presidente le preocupa que aumente el tráfico en la Ciudad de México…

“Fui jefe de Gobierno de esta ciudad y en este mes de diciembre hay problemas de vialidad, crece el número de vehículos en las calles. Ahora no podemos actuar así… hay mucho tráfico a partir del 12 al 24, porque la costumbre es que se celebra la Navidad en la ciudad, en familia…”, justificó el presidente.

En el México real:

Hay 108 mil 863 muertos, a los que se pueden sumar 10 mil 903 fallecimientos que esperan la toma de muestras, y otros 750 muertos sospechosos de Covid19, para un total de 120 mil 516 víctimas fatales posibles del virus en cifras oficiales, aunque varios centros de estudio y universidades de México, EEUU y GB, estiman hasta 250 mil los muertos en México por el virus.

Llegamos a un millón 156 mil 770 infectados, en un solo día, del 3 al 4 de diciembre se registraron 12 mil 127 nuevos infectados, la cifra histórica más elevada, y 690 muertos; en los primeros cuatro días de diciembre se registraron casi 40 mil casos nuevos y 3 mil fallecimientos, víctimas de una pandemia “bajo control”.

Se registra una tasa de mortalidad superior al 9% en general (9.8% dice la OMS 11% registra la OPS) la más alta del mundo y América, y de casi 20% en hospitales públicos, mientras que se registró que el 85% de las víctimas fallecieron en nosocomios de gobierno según el Centro Regional de Investigaciones Multidisciplinarias de la UNAM.

Tiene la mayor tasa de letalidad (porcentaje de personas que fallecieron por la enfermedad entre el número de afectados por ésta) de América, según la Organización Panamericana de la Salud (OPS) México tiene el 11%, seguido de Ecuador con 8.6% y Brasil que tiene el 6.2%. La tasa de letalidad promedio en la región es de 3.4 %.

Se estima que han muerto más de dos mil médicos, enfermeras, técnicos de salud, personal de apoyo en hospitales involucrados en la atención y cuidado de pacientes con Covid19, sólo a una de éstas víctimas se incluyó en las 58 medallas “Miguel Hidalgo” que entregó el presiente el 16 de septiembre.

Panorama que la Organización Mundial de la salud (OMS) califica de desastroso.

Esa es la realidad: es desastroso el manejo de la pandemia en México.

Y el gobierno federal anuncia medidas “voluntarias” similares o iguales a las decretadas en marzo y aplicadas a partir de abril, no porque haya repunte, sino porque en diciembre “hay mucho tráfico en la Ciudad de México”.

Si bien López Obrador acepta que “tenemos la pandemia, no nos confiemos, vamos a cuidarnos”, sigue encabezando las mañaneras sin cubre bocas.

Dice en su mensaje a los mexicanos “‘Estoy seguro que, como siempre, tomarás en cuenta nuestras recomendaciones. ‘La autoridad somos todos.’ No hace falta imponer nada”…

Sólo una realidad que no existe.

“Nada de prohibir y toque de queda y… que, de manera libre, voluntaria, cada quien se cuide y decida qué hacer, pero que sí, de manera respetuosa, se escuche nuestro llamado… Y no es que se vayan a saturar los hospitales, porque no están llenos y además vamos a ampliar, ya estamos en eso…”

¡Primero los votos que la salud!

La sesión informativa de la tarde es el escenario en el que López Gatell ha aparecido en 275 conferencias de prensa, y salvo algunas excepciones, sin cubre bocas o utilizándolo apenas dos o tres minutos, y en cada una de esas excepcionales ocasiones su “eminencia” puso en duda la efectividad del cubre bocas.

Mientras la jefa de gobierno de la Ciudad de México Claudia Sheinbaum suma nuevas medidas sanitarias y restricciones comerciales para la capital del país, y aunque ya se rebaso las cifras para volver al color rojo en el semáforo epidemiológico, la funcionaria retuerce al máximo las etapas en naranja.

Yoseri Museweni, presidente de Uganda, hace unos días dirigió un discurso a las personas quienes en su país no están dispuestas a cuidarse durante este período de cuarentena por el COVID-19:

“Dios tiene mucho trabajo, tiene que cuidar a todo el mundo. No puede estar aquí en Uganda cuidando idiotas … En una situación de guerra, nadie le pide a nadie que se quede en casa. Usted se queda en casa por elección. De hecho, si tienes un sótano, te escondes allí, mientras persistan las hostilidades… Durante una guerra, no insistes en tu libertad; voluntariamente la abandonas a cambio de sobrevivir.

“Durante una guerra, no discutes sobre tu derecho de abrir tu negocio. Cierras tu tienda, sin pensarlo, corres por tu vida y rezas para sobrevivir a la guerra. Esperando volver a tu negocio, rogando que no haya sido saqueado o destruido por el fuego de los morteros”.

“Bueno, el Mundo entero se encuentra actualmente en un estado de guerra. Hay gente que aún no lo entiende…”

San Lázaro se espera con ansias la vacuna contra el Covid19, y cuando llegue ¿será voluntaria su aplicación?