PACHUCA Hgo., 26 de junio de 2018.- La historia comenzó a tejerse cuando en el mes de abril el Presidente de la Federación de Hidalguenses en Illinois y presidente también del Club de San Salvador, Julio César Cortes, descubrió que sin su conocimiento y utilizando ilegalmente su nombre y sus datos personales, y la información del Club San Salvador, con su firma falsificada –por desconocerla- y los nombres y firmas inventados de los demás integrantes, habían sido gestionados cinco proyectos del programa federal de Sedesol 3 x 1 para migrantes, que supuestamente serían aplicados a obras a realizarse en ese municipio, todos por un total de 4 millones 900 mil pesos, mismos que sospechosamente también fueron aprobados sin problema alguno, en muy corto tiempo y siendo que muy difícilmente un solo club logra la aprobación de dos proyectos y en este caso se palomearon los 5.

Además de esto, existe una grabación de la cual este columnista posee copia, y en la cual la Presidente Municipal de San Salvador, en un intento por disculpar su participación, reconoce con “pena ajena” que siguió instrucciones del Ing. Enrique Bazán, encargado del programa 3 x 1 para migrantes de la delegación federal de Sedesol.

En una conferencia de prensa convocada solidariamente por los Presidentes y representantes de prácticamente todas las Federaciones de Hidalguenses en los Estados Unidos, se dio a conocer lo anterior, situación que le fue informada previamente por escrito al delegado federal Víctor Velazco, quién fue omiso en responder a ese escrito, y quien argumentando ante medios una excusa irrisoria, pretendió justificar la negativa a responder al comunicado que los migrantes le hicieron llegar informándole lo que sucedía.

¿Qué puede impedir a un empleado de gobierno el actuar y responder con probidad, sensibilidad y obligada atención ante sus empleadores para explicar el por qué uno de sus subalternos haya incurrido en semejante acción, o en el menos malo de los escenarios, reconocer que no tiene control de las cuestionables acciones al margen de la Ley que se realizan en la oficina de su responsabilidad?

El mismo día, inmediatamente después de que se dio a conocer este probable delito en la conferencia de prensa, Julio César Cortes se presentó junto con sus colegas migrantes y su representante legal ante la Procuraduría General de la República para hacer la denuncia penal correspondiente en contra de todos quienes resulten responsables de los delitos que la autoridad ministerial determine, carpeta de investigación que continúa en trámite y en la que se anexaron todos los elementos probatorios y periciales correspondientes.

A esta fecha, la delegación federal de Sedesol por medio de su titular Víctor Velazco, sigue siendo omisa en responder y solo ha dirigido un escrito al presidente del Club de San Salvador informándole que (sorpresiva e inexplicablemente) la Presidente Municipal de Acaxochitlán, había manifestado por oficio su desistimiento a recibir los millonarios recursos, sin dar mayor explicación.

Resulta entonces por demás extraño que esa dependencia solicite al Club que “informe acerca de la cancelación de los proyectos” que precisamente son objeto del comunicado ignorado y de la denuncia ante la PGR. Se entiende entonces que o no se tomaron la molestia de leer el escrito enviado por las Federaciones, o por algún extraño motivo lo ignoran con intención.

Aunado a esto y en el mismo escrito de fecha 6 de mayo del presente, las federaciones notifican que existen varios proyectos donde el COVAM debería hacer valer sus atribuciones de acuerdo a la regla 4.2.5.1, IV) “Que cita que verificar las aportaciones de aquellos Clubes u Organizaciones de migrantes, cuya participación supere un millón de pesos en el mismo ejercicio fiscal, y es por eso y con base en las reglas de operación del programa, solicitamos a la Unidad Responsable del Programa, haga la revisión de cada uno de los proyectos de la primer sesión del COVAM, y solicitar la revisión de los Clubes y sus integrantes, cómo recaudan fondos los migrantes y su capacidad de recaudación de fondos en los Estados Unidos.

También se hace notar que se ha detectado duplicidad de obras, como el caso de Capula que tiene la misma obra aprobado con diferentes números de folios y montos. P3X1-13-PSC-0086-18 — $1,789,000 P3X1-13-PSC-0045-18 — $2,000.000 , y por último el irregular exceso en obras ejecutadas por un mismo club, siendo varios casos en los que excede el límite de obras que un club migrante puede patrocinar con su respectiva aportación del 25%, siendo los casos más evidentes los del Club PROMEX con 14 obras aprobadas, el Club El Barrido con 9 obras, y el más escandaloso el Club Huastecos con sede en Los Angeles, California y con la increíble cantidad de 27 obras aprobadas y cuyo Presidente es Carlos Nochebuena, cuyo Club de menos de 10 integrantes, tan solo para cubrir el 25% que le corresponde a los migrantes, deberá enterar 6´500,000.00 pesos, cantidad para la que además de buscar la forma de recaudarla con rifas, kermeses y venta de tamales y antojitos en solo unos pocos meses, tendrán que explicar y demostrar al IRS (Internal Revenue Service, organismo homólogo de la Secretaría de Hacienda en México) como es que consiguieron semejante cantidad de dinero y como la van a sacar del país.

Carlos Nochebuena Hernández, es por cierto, hermano de Joel Nochebuena Hernández, quien curiosamente fue delegado de Sedesol en Coahuila de noviembre de 2016 a febrero de 2018, de donde salió dejando varios señalamientos por desvío de recursos que a la fecha no se han aclarado pero que no han tenido consecuencia, y retirándose argumentando que buscaría una diputación por el PRI que obviamente no era viable.

Pero la historia no termina ahí. Pareciera haber un singular y estrecho lazo entre la Sedesol y los hermanos Nochebuena, ya que ambos son también hermanos de Juan de Dios Nochebuena Hernández, ex rector de a la Universidad Politécnica Francisco I. Madero, institución que encabeza el presunto desvío de más 1,774 millones de pesos realizado en la gestión de Rosario Robles al frente de Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (SEDATU), de acuerdo a la Auditoria Superior de la Federación (ASF) que en su informe de la cuenta pública 2016, Tercera Etapa, el organismo concluyó que dentro de la SEDATU se simularon diversos actos jurídicos y presuntas contrataciones con proveedores, alcanzando estas irregularidades un monto de 1 mil 747 millones 666 mil pesos.

Analizando el informe, ahí se detalla que a la Universidad Politécnica Francisco I. Madero (UPFIM) se le realizaron pagos por más de 185 millones de pesos sin que jamás se acreditó la existencia física ni el funcionamiento del sistema informático.

Así mismo, en la auditoría practicada a la UPFIM se acreditó que fueron contratados con terceros el 98.0 por ciento de los servicios con dos empresas, concluyéndose que presumiblemente se simuló y elaboró evidencia documental para comprobar la prestación de los servicios.

Hablamos precisamente de la Estafa Maestra, cuyo “modus operandi” fue realizar el plagio de documentos a otras universidades para simular la entrega de información por investigaciones o servicios realizados, facturando a su vez servicios subcontratados que nunca se ejecutaron.

Ante este terrible panorama, se contempló la posibilidad de acudir directamente con la cabeza de la Secretaría de Desarrollo Social, pero coincidentemente en esas fechas salió a la luz pública que precisamente su titular, Eviel Pérez Magaña, entre 2014 y 2017, obtuvo contratos de obra pública por arriba de 500 millones de pesos, beneficiando a las empresas Constructora y Arrendadora de la Cuenca y de Construcciones Civiles y Asesoría Técnica, que opera un hermano de Pérez Magaña, en una de las cuales el funcionario es copropietario, según informó el diario Reforma. Coincidentemente, tanto la Secretaría de Comunicaciones y Transportes, la SEDESOL, la Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas y el Gobierno de Oaxaca asignaron los contratos, en el periodo mencionado, mientras Pérez Magaña fue senador y funcionario de ni más ni menos, la Secretaría de Desarrollo Social.

Ante todo este panorama, estimado lector, juzgue usted lo conducente.

Por nuestra parte, las organizaciones, Clubes y Federaciones de Migrantes en los Estados Unidos, nos hemos aglutinado en la defensa de nuestros derechos y hemos tomado la decisión de no tolerar ni dejar pasar más este tipo de situaciones que usted tendrá a bien catalogar.

Tenemos pendiente una reunión con el Gobernador Omar Fayad, por lo que aprovechamos este espacio haciéndole un nuevo llamado para podernos reunir y comenzar a trabajar sobre los puntos de la improrrogable Agenda Migrante.