PACHUCA, Hgo., 13 de noviembre del 2020.- El Congreso de Hidalgo recibió hasta el momento ya 74 de 84 leyes de ingresos provenientes de los Concejos Municipales Interinos de cada ayuntamiento, restando 10 de cumplir con este requisito para el ejercicio fiscal 2021.

A dos días de que concluya el plazo legal para que los ayuntamientos, que en estos momentos son administrados por los Concejos Municipales Interinos elegidos por el Poder Legislativo, el cual vence el 15 de noviembre próximo, ya se muestra un gran avance en la llegada de estas leyes de ingresos.

Apenas la semana pasada, la propia legisladora Noemí Zitle Rivas, presidenta de la comisión de Hacienda y Presupuesto, órgano colegiado encargado de recepcionar, analizar y sancionar estas leyes, confirmó que se tenían 12 leyes, situación que ahora es inversa, con ya el 88 por ciento de los concejos municipales ya cumplieron con este ejercicio.

De entre la lista de ayuntamientos faltantes que tienen este día y lo que resta del fin de semana para enviar su Ley de Ingresos Municipal son Molango, Progreso de Obregón, San Felipe Orizatlán, Jaltocán, Santiago Tulantepec, Tezontepec de Aldama, Tlanalapa, Tlanchinol, Acatlán y Actopan.

En caso de que los Concejos Municipales de las demarcaciones antes mencionadas no envíen sus leyes de Ingresos para el ejercicio fiscal del próximo año, estos tendrán que aplicar la ley de ingresos vigente para el 2021, es decir, la de este 2020.

Ante estos, previó en este escenario la diputada presidenta de la comisión de Hacienda y Presupuesto, que cobrarían los mismos montos por impuestos, debido a que no se actualizarían, lo que recaería en que los ayuntamientos ya electos y que toman protesta el 15 de diciembre podrían generar adecuaciones que enviarían al Congreso para actualizarse.

En miras de que los trabajos en la comisión se enfoquen en estas leyes de ingresos municipales, Zitla Rivas aseguró que en el caso de los impuestos, estos se adecuarán a la inflación, misma que representa el 3 por ciento, por lo que fuera o superior de esa adecuación, no se permitirán incrementos a cualquier gravamen que impongan los ayuntamientos.