PACHUCA, Hgo., 14 de septiembre del 2011.- “La militancia en Hidalgo se convirtió en el bastión a nivel nacional del PRI”, exaltó el presidente del Comité Directivo Estatal del Revolucionario Institucional en la entidad, Julio Manuel Valera Piedras.

En entrevista para Quadrante con Alejandro Gálvez Díaz se abordó el tema de la situación que guarda el PRI a nivel nacional y de camino a la elección de 2022 para la renovación del Ejecutivo estatal, camino que, de acuerdo a análisis e interpretaciones, tiene complicado el tricolor en mantener el poder tras más de 90 años de ser el gobernante en Hidalgo.

Durante el encuentro, el también legislador local descartó cualquier panorama derrotista para las aspiraciones del PRI en Hidalgo, al referir que el panorama nacional donde se observaron bastantes derrotas en las gubernaturas para el tricolor no es el reflejo de lo que pasaba con el partido en el estado.

Por el contrario, presumió que en Hidalgo fue el punto donde más votos se obtuvo del general en las pasadas elecciones intermedias a diputaciones, posición con la cual el dirigente colocó a Hidalgo como el bastión el PRI en el país.

Realzó lo anterior, al puntualizar que, durante las elecciones de alcaldes de 2020, el Revolucionario Institucional retomó posiciones en comparación con las elecciones anteriores próximas, es decir, las de 2018, donde Morena se colocó como amplio vencedor.

“Hoy así fuimos la bocanada de oxígeno para el priismo nacional con las elecciones municipales, hoy somos la esperanza del priismo nacional, por lo que se define en Hidalgo, lo que pasa en Oaxaca, seguramente tendrá un efecto en lo nacional como lo tuvieron las municipales y no tenemos duda de vamos a seguir siendo el bastión priista de PRI”, aseguró Valera Piedras.

Bajo este sentido, negó cualquier conjetura o interpretación que ponga al PRI al nivel de partidos como Verde Ecologista, o Movimiento Ciudadano, como institutos políticos con menor relevancia.

Por el contrario, afirmó en los resultados tan sólo de las pasadas dos elecciones – de 2020 y 2021-, que el PRI no perdió nada -en comparación con la elección de 2108-, sino que resultó ganado más a lo que tenía en ese entonces.

“No dimos un paso atrás y no perdimos nada que no hubieran tenido respecto a las elecciones pasadas”, aclaró el legislador, al resaltar que Morena en ese lapso perdió 218 mil votos.

De tal modo, consideró que se haga una interpretación de cómo se encuentra entre la preferencia de la ciudadanía o de acuerdo al balance de la elección nacional, sino en los local y en su escenario.