PACHUCA, Hgo., 19 de noviembre del 2020.- La bancada de Morena en el Congreso de Hidalgo pidió a la Contraloría, así como a los Órganos Internos de Control no iniciar los procesos de entrega-recepción en los municipios que se encuentran bajo impugnación de su proceso electoral, esto hasta que se agoten todas las instancias y exista un pronunciamiento definitivo de los órganos jurisdiccionales.

En pleno, a nombre del Grupo Parlamentario de Morena, el diputado Rafael Garnica Alonso hizo un pronunciamiento respecto a los recientes actos presentados por los Concejos Municipales Interinos con los candidatos electos en el pasado proceso electoral, en el cual se instalaron comités para dar cauce al proceso de entrega-recepción de la administración local.

Antes este escenario, el legislador por el distrito de Apan señaló que esto fuera de ser correcto, no da certeza jurídica en aquellos municipios donde todavía se encuentran bajo impugnación ante el Tribunal Electoral del Estado de Hidalgo ante presuntas anomalías en la jornada electoral.

Bajo este argumento, pidió a los Concejos Municipales no adelantar los procesos de dar cuenta de los aspectos al interior de la administración púbica municipal mientras que mantengan estos municipios, como los es Pachuca y Tulancingo como ejemplos, de procesos en manos aún de los órganos jurisdiccionales en materia electoral.

Afirmó que un acto anticipado y en el cual no exista un fallo definitivo, generaría que se dé información sensible a personas que podrían no ser aquellas que gobiernen el municipio y pudiesen hacer mal uso de esta información.

“Es indispensable señalar que comenzar la entrega-recepción en municipios con impugnaciones no contribuye a la certeza jurídica y a la certidumbre política que deben prevalecer en una democracia y por la cual los ciudadanos asumen como legitimas a sus instituciones públicas”, acentuó el legislador.

De este modo, pidió a los Concejos Interinos Municipales, a la Auditoría Superior del Estado de Hidalgo, y sobre todo, a la Contraloría del estado como a los Órganos Internos de Control de los ayuntamientos -estos último como autoridades coordinadoras-, no adelantar los actos de entrega-recepción hasta que no se agoten todas las instancias de impugnación electoral en aquellos municipios donde persisten y están pendientes de solventar estas quejas.