PACHUCA, Hgo., a 6 de marzo de 2020.- Activistas universitarias instalaron el día de hoy un “Tendedero de Denuncias” destinado a exhibir públicamente casos de acoso escolar de todo tipo, pero principalmente sexual, en contra de alumnas del Instituto de Ciencias Sociales y Humanidades de la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo.

Especial

La acción, que ya se había realizado en el Instituto de Artes y en la Escuela Superior de Tizayuca, dependientes de la Máxima Casa de Estudios en la entidad, busca visibilizar las denuncias de alumnas que han sido víctimas de acoso por parte de alumnos o profesores de las escuelas.

Con nombres y apellidos, alumnas escriben sus denuncias en cartulinas y hojas de papel para extenderlas en una cuerda en las instalaciones de los institutos, ello con la finalidad de hacer que sus denuncias tengan mayor fuerza.

Destacan varias veces nombres de mentores que, escudados en la “libertad de cátedra”, aplican violencia machista contra las alumnas o vierten comentarios misóginos y homofóbicos, así como aquellos en los que los mismos profesores que dicen apoyar el movimiento feminista, se expresan con desprecio de mujeres y de la comunidad LGBTTIQ.

Especial

Las denuncias también coinciden en los nombres de catedráticos que dan clases en las licenciaturas de Ciencia Política, Derecho y Ciencias de la Comunicación, casos que con anterioridad se han exhibido en medios de comunicación y redes sociales y que hasta el momento, señalan las afectadas, continúan impunes, pues, afirman, en el caso de Comunicación, se escudan en que algunos medios los protegen por ser conocidos periodistas, en tanto que otros presumen buenas relaciones con la Rectoría y Gerardo Sosa.

Asimismo, varias de las denuncias subrayan la falta de atención por parte de las autoridades universitarias a los casos de acoso y la poca disposición de directores y coordinadores para responder a las denuncias y hacer efectivas las sanciones en contra de acosadores.

Especial

La UAEH, en tanto, ha insistido en que las denuncias se realicen de manera formal ante la figura del Defensor Universitario, el cual, en opinión de las manifestantes, “no sirve para nada”.