PACHUCA, Hgo., 25 de agosto de 2019.- Integrantes del Comité Ejecutivo del Sindicato Nacional de la Industria Láctea, denunciaron al delegado sindical, Francisco Cojolum López, por incurrir en una serie de abusos como compadrazgo, nepotismo y usurpación de funciones.

Mediante un comunicado de prensa, los denunciantes señalaron que Cojolum López recibió asignación, apoyo y confianza por parte del comité seccional para desempeñar el cargo de delegado sindical adscrito al programa de abasto social de Hidalgo, programa al que integró a personas como promotores sociales y a quienes favoreció por ser sus familiares y paisanos del estado de Oaxaca, y a los hidalguenses les cerró la puerta.

Acusaron que el delegado sindical incumplió sus funciones y descuidó la atención al resto de los promotores sociales con mayor antigüedad en el programa Hidalgo, provocando la división del grupo, además negó la posibilidad de mejorar sus condiciones de trabajo, abusando de su autoridad y afectando la economía personal al no pagar préstamos que obligadamente le hacían.

Desmintieron a Cojolum López al aseverar que no está a cargo de ningún programa de digitalización, ya que la administración de las lecherías se rige por las reglas de operación emitidas y publicadas en el diario oficial de la federación vigente, además de que existen manuales de procedimientos que contienen la documentación oficial aplicable a la operación de lecherías, mismos que no pueden ser alterados por personal no autorizado y el sistema informático (Sicopa) que se aplica en todos los programas sociales a nivel nacional.

“Desde el año 2014 a la fecha, Francisco Cojolum López fue señalado por compañeros promotores sociales y personal administrativo como una persona irrespetuosa, intolerante, prepotente, abusiva y agresiva, conducta señalada a través de diversas actas administrativas y oficios levantadas a su persona, donde se sustenta el hostigamiento, discriminaciones, descalificativos, amenazas y agresiones físicas de los que fueron objeto”, detalla el comunicado.

Agrega que el Comité Ejecutivo invitó al diálogo y la cordura a Cojolum López, quien insistió en incumplir sus obligaciones, por lo que en agosto de 2018 se solicitó su destitución y reubicación, ante la serie de abusos, arbitrariedades y prepotencia en contra de los trabajadores, pero desacató la instrucción de incorporarse a la gerencia metropolitana norte, con lo que incurrió en usurpación de funciones.