PACHUCA, Hgo., a 9 de marzo de 2020.- Esta mañana trabajadoras de la Dirección de Servicios al Personal de la Secretaría de Educación Pública de Hidalgo no pararon se manifestaron para exigir verdadero respeto a sus derechos e integridad ante los constantes abusos y acoso por parte del titular de esa oficina, Marco Antonio Ramírez.

“Creemos que es el momento justo, no nos parece quedarnos en casa sentadas o viendo televisión como si fuera un día de asueto, preferimos aprovechar para exigir que las autoridades sancionen la conducta de quien se distingue por trato discriminatorio, misoginia y acoso”, señalaron.

En entrevista con Quadratín Hidalgo dijeron que esta mañana, cerca de las 7:30 horas, acudieron a la oficina en que laboran a manifestarse pacíficamente y pedir con pancartas el cese del director, a quien acusan de conductas misóginas, pues se dirige y habla de las mujeres como “nalguitas”, al tiempo que discrimina a las mujeres mayores y trata de manera lasciva a varias compañeras.

“Tenemos este trabajo, del que dependen nuestras familias, y en el caso de las adultas mayores, de este empleo tienen sustento, pero queremos decir ¡Ya basta!”.

Dieron a conocer casos en los que fueron objeto de comentarios ofensivos y trato discriminatorio, como fue la remoción de una de sus compañeras a quien le afirmó que no tenía edad para continuar trabajando, que debiera irse a descansar, ello pese a que él tampoco es una persona joven.

“Si una como mujer de edad avanzada no puede con el trabajo ¿por qué él sí?”, expresaron las inconformes.

Igualmente, comentaron, las faltas al respeto no sólo las dirige a personal femenino, sino que expresa bromas de mal gusto también hacia los hombres, ya que en una ocasión le expresó a uno de los empleados que había pasado por cirugía si “se fue para hacerse la operación jarocha”, lo que, dijeron, les parece bajo, soez, prepotente y grosero.

Hartas de los abusos, aprovecharon que la oficina se solidarizó con el movimiento 9M Un Día Sin Mujeres para expresar su descontento, pero personal de seguridad privada de las oficinas las sacó a empellones, pues se suponía que no asistieran.

Ahora, al haber sido identificadas por manifestarse contra el director, afirman que temen a represalias, por dar a conocer que, mientras el director les pide que vistan de naranja cada día 25, por otra parte continúe actuando de forma contraria al respeto a los derechos de las mujeres.

“Creemos que es el momento adecuado para que se ponga un hasta aquí, pues aunque ha habido ya denuncias por escrito por parte de las compañeras ante el titular de Recursos Humanos, no se ha hecho nada, urge que en alguien quepa la decencia y la prudencia”, concluyeron.