PACHUCA Hgo, a 8 de octubre 2019.- Aunque parece incierto al momento cuando se aborde el punto para la interrupción legal del embarazo, la legisladora y presidenta de la comisión de Legislación y Puntos Constitucionales, Roxana Montealegre consideró que este tiempo servirá para cabildear entre sus colegas para reforzar la postura de una posible aprobación, a fin de evitar un conflicto de carácter social entre las posturas encontradas en el tema.

Si bien la iniciativa para la legalización del aborto ya se encuentra en el orden del día de esta comisión, podrían pasar todavía entre 3 a 4 sesiones más para que se pueda abordar, pues la legisladora aclaró que este día se avanzó en 40 artículos de la ley de archivos, por lo que la siguiente reunión del jueves se continuará con el tema, esperando concluir.

Además de que en la lista de prelación hay todavía 8 puntos que analizar para su dictamen, lo que podrían extenderse en las sesiones de martes y jueves de la siguiente semana, además de que en este lapso ya hay reunión para escuchar los argumentos de las fracciones en contra de la despenalización del aborto, lo cual es importante para abordar la Ley para la Interrupción Legal del Embarazo (LILE), de lo contrario consideró que se incurriría en generar un ambiente de confrontación.

Subrayó que este tiempo que queda para abordar la iniciativa que ya está en el orden de las sesiones, es que permitirá cabildear con los demás compañeros de bancada y de fracciones de otros partidos que permanecen indecisos en seguir este dictamen.

Aseguró que en este lapso que se contempla para analizar la iniciativa permitirá ya traer los acuerdos internos y fortalecer que se sancione a favor, por lo cual pidió confianza y comprensión por parte de las activistas de Marea Verde y demás sectores proaborto, quienes increpan que se comienza a dilatar el proceso para dejar la reforma en la congeladora.

Subrayó que sólo se necesita la mayoría simple para que salgan a flote estos dictámenes, es decir, con 16 de los 30 votos posibles, si se quiere llegar al día de la votación con una mayoría contundente, que no ponga en tela de juicio una posible aprobación y evite esto un conflicto de carácter social.