PACHUCA, Hgo., 22 de noviembre de 2020.- El triunfo de Daniel Andrade Zurutuza en Huejutla no es cuestionable, ya que es uno de los más legitimados de los que fueron conquistados por el Partido Encuentro Social Hidalgo (PESH), por lo que se impugnará la resolución del Tribunal Electoral del Estado de Hidalgo (TEEH) al respecto de la anulación de los resultados electorales en ese municipio.

Sharon Montiel Sánchez, dirigente del partido, en entrevista con Quadratín Hidalgo, señaló que la decisión del TEEH no es definitiva, por lo que el instituto político está listo para impugnar ante la Sala Regional Toluca del Tribunal Electoral del Poder Judicial Federal tanto la sentencia que anula la elección como la correspondiente a las sanciones económicas impuestas derivadas de la violación al principio de separación iglesia-estado.

La dirigente señaló que la apreciación de los magistrados es respetable, pero subjetiva, por lo que no duda en que recuperarán el triunfo.

Señaló que, en la ley, “los postulados y supuestos son muy claros para establecer o no si se respeta o no la laicidad del estado y no existe tal conducta”.

Consideró que faltó por mucho entrar a fondo del estudio de la argumentación presentada en el juicio de inconformidad, por lo que no dudan estar en lo correcto, pues la gente sabe por quién votó y conoce las siglas del partido.

Respecto a la inclinación religiosa o conservadora del partido que dirige, dijo que es un tema importante, “la construcción del partido es definitivamente regido por documentos e ideología partidista básicos que rigen la vida interna y externa ante la militancia y electorado”.

Sin embargo, aclaró, “no hay relación que implicara el involucramiento de situaciones de carácter religioso dentro de la vida interna del partido”.

La religión, dijo, es inherente a cada persona, pero que no transita y no se ocupa en temas de carácter político dentro del partido.

El PESH cuenta con cuatro días para impugnar la resolución del TEEH, que ayer encontró válidas las probatorias presentadas sobre el uso de símbolos y discursos religiosos durante la campaña de Daniel Andrade.