FRANCISCO I. MADERO Hgo., 18 de diciembre del 2018.- Entre gritos de “Presidente” y “sí se pudo”, el Presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, subió al estrado con la mano derecha en alto saludando a los presentes.

Es su primera visita a Hidalgo como Presidente de la República para anunciar el Programa de Universidades para el Bienestar Benito Juárez García y la reapertura de la Escuela Normal Rural Luis Villarreal El Mexe.

“Hoy es el día en que el Mexe reabre sus puertas”, dice el gobernador del estado Omar Fayad. Los secretarios de su gabinete aplauden. Los estudiantes de la Universidad Politécnica Francisco I. Madero (UPFIM) gritan que no.

El mandatario estatal aclara que no es la intención reemplazar al UPFIM, el Cecyteh y la Telesecundaria. Los estudiantes lo respaldan.

Armando Loaiza

De chamarra y pantalón negro, el Presidente está de buen semblante. Sonríe a los asistentes que se han dado cita en la universidad.
El gobernador desborda júbilo. Pero no todo es alegría. Entre la gente se levanta una manta que acusa despojo de ejidos acusando al mandatario estatal. Una pancarta lleva la leyenda “Fayad no da solución” y otras más “Obrador queremos solución”.

El nuevo gobierno federal cumple 18 días y el cambio se nota en comparación con la anterior administración. Los secretarios estatales están mezclados con diputados locales, algunos diputados federales y personas que nada tienen que ver con la función pública. Atrás quedaron los eventos donde tenían un lugar resguardado y de privilegio.

Acostumbrado a hacer esperar a las personas en sus eventos en esta ocasión el gobernador Omar Fayad tuvo que esperar al Presidente de la República. Lo hizo al menos por espacio de diez minutos antes de la llegada de Andrés Manuel López Obrador.

La Universidad Politécnica Francisco I. Madero está abarrotada. Cientos de personas han venido a ver López Obrador y la reapertura de la Escuela Normal Rural Luis Villarreal El Mexe.

Edgar Nolaf | Quadratín Hidalgo

Seis de la tarde y el sol ha cedido. Ahora Andrés Manuel López Obrador está al micrófono y asegura que se cumple un compromiso al reabrir el Mexe sin cerrar ninguna escuela.

“Es una nueva etapa. Se va al basurero de la historia de que la educación era un privilegio y no un derecho de nuestro país”, dice el mandatario federal a los asistentes.

Recuerda que envío ya la iniciativa para cancelar la reforma educativa y la gente le aplaude. Dice que habrá 10 millones de becas para estudiantes de nivel básico y en el nivel medio superior a partir de enero del 2019, quienes apuntó recibirán una beca mensual así como 300 mil estudiantes de nivel superior.

El Presidente asegura que habrá educación gratuita para los mexicanos en el nivel superior y afirma que se están cumpliendo los compromisos.

Le dice a la gente que se están reduciendo los salarios de los altos funcionarios para aumentar el sueldo de los de abajo y las personas le vuelven a aplaudir.

Dice que se analizará el internado para el Mexe y que no se descarta, que la gente deberá definir entre internado o becas, “el pueblo manda”.

El mandatario federal aprovecha el espacio y asegura que hubo un error técnico en el presupuesto para las universidades del país en donde habría una disminución de entre cuatro mil y cinco mil millones de pesos.

“Aquí sostengo que se va a reparar ese error y se le va a entregar a las universidades lo que les corresponde”, dice.

Sin embargo, le pidió a los rectores un manejo responsable del presupuesto y que se acaben los privilegios.

En su primera visita a Hidalgo agradeció al gobernador Omar Fayad por tener el valor de acompañarlo y actuar de manera institucional.

“Vamos a llevar a cabo la cuarta transformación del país. Me canso ganso”, cerró su discurso entre el apoyo de la gente y la llegada de la noche.