PACHUCA, Hgo., a 25 de septiembre de 2020.- El ayuntamiento de Pachuca obtendrá un 5 por ciento más de los ingresos a lo que percibe por el porcentaje de cobro de parquímetros, esto condicionado a que operen los 2 mil 500 previstos en el contrato original signado en 2015 por la administración de Eleazar García Sánchez.

En sesión extraordinaria del Concejo Municipal Interino del ayuntamiento de Pachuca se aprobó con 7 votos a favor y uno en contra el dictamen de procedimiento para la firma del convenio modificatorio del contrato que sostiene Comuni Park con el ayuntamiento.

De acuerdo con la modificación del convenio, las arcas municipales podrán recibir 5 por ciento más a lo que ya obtenían por el uso de parquímetros, sin embargo, esta dádiva no es gratis ni desentendida de los intereses de la empresa concesionaria de los cajones de estacionamiento.

Pues en este entendimiento, se podrá hacer efectivo este aumento del 5 por ciento sólo si se completa la instalación de los 2 mil 500 cajones que establece en contrato original que se signó en 2015.

Sobre estos aspectos se pronunció María de la Luz Becerra Olvera, vocal ejecutiva del Concejo, la cual previamente a emitir su voto contra la modificación del acuerdo, advirtió que se continúa todavía con la adquisición de obligaciones difíciles de cumplir, más que generar beneficios para el ayuntamiento.

Subrayó que este incremento del 5 por ciento por parquímetro está condicionado a entregar 2 mil 500 cajones, es decir, mil 260 más de los mil 240 existentes, lo cual es excesivo para la ciudadanía, lo que genera un costo y daño a los pachuqueños.

Puntualizó que los beneficios se traducen en centavos mientras que la empresa se lleva todavía más dinero, sumado a que para esta garantía se tiene que cumplir con la instalación expresa de estos 2 mil 500 cajones.

En este sentido, la integrante del Concejo pidió que este sea tema de acuerdo para auditar a la empresa a fin de corroborar que efectivamente estén registrados y operando los mil 240, pues se dujo temerosa y suspicaz a que existen cajones no registrados, lo que implica que esta ganancia no se reporte y por ende, no ingresen más recursos al ayuntamiento.

Por otro lado, de igual forma en el tema de los parquímetros, se logró la revocación del acuerdo que dejó la anterior asamblea local, que daba luz verde a Movi Parq para reanudar la operación de los parquímetros durante esta etapa de semáforo naranja o de riesgo alto ante la contingencia por Covid 19.

En este tenor, por unanimidad se desechó la posibilidad que es este color de semáforo se reinicie el cobro por el uso de estacionamiento en los puntos donde operan estos cajones en la capital.