PACHUCA, Hgo. a 6 de enero de 2020.- Mauricio Delmar Saavedra, encargado en Hidalgo de la Seguridad Pública, consideró que la demanda por combustible procedente de la actividad ilegal continúa, mismo que implica a que persista este “mercado de sangre” en la entidad.

En entrevista para Quadratín, el titular de la Secretaría de Seguridad Pública de Hidalgo (SSPH) confirmó que la actividad de la sustracción ilegal de hidrocarburo permanece en Hidalgo, sin embargo, ésta es a menor escala, acompañada de enfrentamientos y disputas entre los grupos que se dedican a esta actividad.

A pesar de señalar que el huachicoleo está a la baja y que estas personas están desesperadas por controlar este mercado en Hidalgo –derivado de las acciones de vigilancia entre los diferentes órdenes de gobierno en materia de seguridad-, éste persiste y se mantiene activo, esto derivado de la demanda de la ciudadanía.

Refirió que se mantienen activos en lo que catalogó como “mercado de sangre”, debido a la demanda que continua de pobladores por combustible sustraído de forma ilegal de los ductos de Pemex.

“Sí sigue existiendo esa extracción, pero ¿por qué es la extracción también?, porque hay demanda, hay gente que la sigue comprando, hay gente que está comprando el hidrocarburo, y mientras haya gente que compre el hidrocarburo, está participando en ese mercado de sangre, es un mercado de sangre, así hay que de decirlo, ha muerto muchísima gente”, mencionó el funcionario de primer nivel.

Abundó a su comentario que, tras la compra de este producto ilícito, lo que se fomenta es que estos grupos cuenten con recursos económicos para que dispongan de armamento y se conviertan en una amenaza para la entidad, al ejemplificar lo que sucede en Guanajuato.

Reiteró que mientras la población considere indispensable el consumo por estos distribuidores de manera ilegal, estos grupos delictivos se van a desempeñar desesperadamente por distribuirlo y tener el control para su venta.