PACHUCA, Hgo., 14 de junio del 2021.- Desde temprano, elementos de la Dirección de Seguridad Pública de Progreso de Obregón mantienen un paro en solicitud de mejores condiciones laborales, situación que agudiza aún más la problemática que enfrenta la corporación, a la cual se le imputa a uniformados y a la misma titular, de la muerte de Beatriz Hernández Ruiz en el área de retención primaria de aquel lugar.

Las contrariedades en la administración Armando Mera Olguín no hacen más que empeorar en los últimos días tras la muerte de la doctora Beatriz, hecho que tiene en retención y pronto enjuiciamiento de la directora de la corporación Estefanía y 6 uniformados más, hoy los demás integrantes decidieron parar actividades.

El motivo del cese de acciones, el conseguir mejores condiciones de trabajo, tales como uniformes, mejor equipo para el desempeño de labores, así como obtener un seguro médico y seguro de vida.

Los uniformados inconformes requieren la intervención y atención de las demandas expuestas por parte del mandatario Mera Olguín, esto para regresar a las actividades relacionadas con la función policial.

Por el momento, se menciona que en el municipio de Progreso de Obregón se encuentra la Guardia Nacional como autoridad en la vigilancia de la demarcación, esto mientras el ayuntamiento enfrenta esta crisis.