PACHUCA, Hgo., 3 de diciembre del 2021.- Todo parece indicar que se empieza a resquebrajar la alianza integrada por los partidos opositores al gobierno federal, sobre todo en Hidalgo, en donde los que eran aliados hasta hace unos meses, empiezan a buscar su propio camino rumbo a la sucesión del 2022. Al menos la dirigencia estatal del PAN confirmó lo dicho hace unos días por su presidente nacional Marko Cortés de que buscarán sin aliados la gubernatura hidalguense. Mientras que en el PRD al menos dos ya levantaron la mano, por lo que surge la interrogante ¿de verdad quieren ganar?, ¿o solo buscan dividir y mostrar su pequeño coto de poder para “canjearlo” por puntos o posiciones?.

Caso Tula deja en evidencia a la policía

Vaya conflicto en el que han caído las autoridades encargadas de la seguridad en Hidalgo, luego de lo ocurrido en el municipio de Tula de Allende la madrugada del primero de diciembre. La imagen del Hidalgo seguro, donde no había rastro de la operación de grupos de la delincuencia organizada, se desplomó tal como la puerta del penal de donde fueron recatados 9 reos por un grupo armado, dejando al descubierto que las corporaciones policiales de los tres niveles de gobierno fueron rebasadas por un grupo criminal.

Abraham Mendoza, desesperado

El delegado de Bienestar en Hidalgo Abraham Mendoza no se da por vencido y más que nunca utiliza todos los medios a su alcance para promover su imagen e intentar figurar en las encuestas de Morena. Este funcionario ha demostrado no respetar la ley y ocupa a los funcionarios a su cargo como paleros para que compartan por todas las vías imágenes con un slogan para que tanto servidores de la nación como beneficiarios de programas sociales federales se manifiesten a su favor en la encuesta.

¿Y las autoridades?

Los ciudadanos de Pachuca están cansados del nulo trabajo de las autoridades municipales para controlar el número de limpia parabrisas, malabaristas y los famosos “viene, viene”, toda vez que ya son varios los casos de enfrentamientos con ciudadanos porque ahora ya no solo piden una moneda, sino exigen y hasta agreden a quienes no les den una cooperación. En los últimos días se han dado casos de agresiones directas por parte de estos individuos en contra de algunos ciudadanos, porque se han negado a darles una cooperación.