PACHUCA, Hgo., 13 de septiembre del 2021.- La síndica procurador del ayuntamiento de Pachuca, Liliana Mera Curiel y la diputada federal Lidia García Anaya fueron exhibidas como un par de oportunistas, luego de que ayer domingo se colaron en el evento del “Festín Barrial” celebrado en la capital hidalguense, del que intentaron colgarse simulando que era parte de su agenda de trabajo, lo que presumieron en redes sociales. Sin embargo, eso desató la molestia de los organizadores quienes más tarde desmintieron a ambas representantes morenistas, al aclarar que el evento fue celebrado de la mano comunitaria, con autogestión y sin ayuda de ningún partido político, como intentó hacerse ver.

Protagonismo político en plena tragedia

Y hablando de oportunistas, servidores públicos de todos colores y niveles merodean el municipio de Tula de Allende que se encuentra en plena tragedia, lamentablemente no todos para ayudar sino solo para tomarse la ansiada fotografía para redes sociales y ufanarse de su falso altruismo. Ansiosos de reflectores, hay quienes incluso hasta emitieron comunicados de prensa para presumir la ayuda que han otorgado, y algunas más como la diputada federal priísta Montcerrat Hernández Pérez quien ante la falta de propuestas serias en apoyo a los damnificados, se le hizo más fácil fusilarse cifras y datos de notas periodísticas buscando eco mediático.

Se quedan sin partido, pero fundan agrupación

Este fin de semana se concretó la creación de la Asociación Civil Encuentro para el Desarrollo Social, que estará presidida por Emilio Badillo, quien es sobrino del exalcalde de Huejutla, Raúl Badillo. En dicha agrupación también figura Reyna Guerrero, esposa del presidente municipal con licencia de Atlapexco Joel Nochebuena, quien pidió permiso al cargo para buscar la diputación local pero perdió. Tanto los Badillo como los Nechebuena, provenientes de una dinastía de caciques pretenden abrir nuevas plataformas políticas, luego de que su partido Encuentro Social se ha quedado sin registro.

Negligencia en el hospital de Atlapexco

Tras diversas quejas por el mal servicio y maltrato hacia los pacientes, ayer nuevamente se registró otro incidente en el hospital de Atlapexco, donde una joven de 23 años de edad dio a luz en plena vía pública debido a que le negaron atención en el nosocomio. Desde hace tiempo, el secretario de Salud, Efraín Benítez ya conocía las quejas provenientes principalmente por parte de los alcaldes de la región en contra del director del hospital, Antonio Ornelas, quien ni siquiera está al pendiente del hospital, pues se la vive en Pachuca.