PACHUCA, Hgo., 14 de junio del 2021.- El Presidente Municipal de Progreso de Obregón, Armando Mera Olguín sigue al pie de la letra la regla máxima que se ha vuelto muy popular entre los gobernantes de Morena: «culpar a otros de los errores propios». Y es que el caso de la doctora Beatriz Hernández Ruiz, quien perdió la vida en condiciones muy extrañas dentro de la galera municipal, puso en evidencia la torpeza política del edil y su equipo, solo basta ver el desastroso manejo mediático que le dieron a tan delicado tema, el cual, en tan solo unas horas se le salió de control al gobierno municipal.

Alcalde represor

Precisamente por su falta de oficio político, ahora el alcalde Armando Mera ha unido a los colectivos feministas en su contra, pues sus integrantes se sienten amenazadas por el iracundo edil. Al menos así lo manifestaron los colectivos Resistencia Feminista y Mizquitl, quienes mediante un comunicado denunciaron ser víctimas de intimidaciones, agresiones verbales y digitales, por lo que responsabilizaron directamente al alcalde Armando Mera de cualquier daño que puedan sufrir las integrantes de ambas agrupaciones.

Hasta en la derrota, la soberbia priísta

Mientras el candidato perdedor a diputado local por el distrito de San Felipe Orizatlán, Víctor Fernel Guzmán Arvizu sigue ahogando su derrota en el alcohol, algunos presidentes municipales de la región reprochan que la campaña de este joven priísta les costó una millonada y todo para nada. Y es que no les cayó nada bien la actitud de Víctor Fernel, quien aún en la derrota sigue restregando su soberbia, como se aprecia en un video que circuló en redes sociales donde aparece aparentemente alcoholizado tratando de ironizar con su desgracia electoral, pero lo único que logró es burlarse de la estructura política que lo apoyó.

León, como dice una cosa, dice otra

Al que le dio el mal de la Chimoltrufia es al director de la Policía Industrial Bancaria, Rodrigo León, quien como dice una cosa dice otra, pues negó estar involucrado en un incidente vial cerca de Plaza 2000 como se informó en este mismo espacio el pasado miércoles 9 de junio. Pese a que el día de los hechos fue identificado por testigos junto a su agresivo chofer, León aseguró que nada tuvo que ver en el suceso, eso sí, justificó que «nadie está exento de sufrir un percance vial».