PACHUCA, Hgo., 7 de febrero de 2020.- Por la retención de un menor de edad y violentar el derecho a la protección de la salud, se interpuso un juicio de amparo ante la autoridad judicial contra acciones empleadas por personal del Hospital del Niño DIF.

La parte demandante, Jazmín Rivas Hernández y Henry Gudiño López, en calidad de padres de un menor atendido ante la instancia hospitalaria, interpusieron este recurso ante el Juzgado Primero de Distrito a fin de ser amparados por la justicia por los actos reclamados que atentan contra los derechos de su menos hijo.

De acuerdo con los quejosos, dicha medida se dio a causa de la retención de hijo por parte del Hospital del Niño DIF, al cual a pesar de tener un alta médica vigente, permanece en la sala de medicina interna, esto hasta que no se pague la cuenta corriente generada por su hospitalización debido a una crisis de convulsiones epilépticas.

De acuerdo con el testimonio de los padres del menos de 3 años y 9 meses que permanece en el nosocomio especializado, ellos ingresaron a su hijo el jueves 23 de enero del año en curso, para posteriormente entrar a terapia intensiva la madrugada del 24 de enero, todo esto hasta el 28 de ese mes.

De ahí hasta el 2 de febrero se les anunció a los padres que se le daría de alta cínica, esto para iniciar con los trámites correspondientes, con lo cual se enteraron que tenían que solventar una cantidad de 93 mil pesos.

La parte afectada señala, que los ingresos que poseen provienen del trabajo del padre, mismo que se dedica a auxiliar en un taller de hojalatería y pintura para automóviles, por lo cual no tienen la solvencia para condonar este cobro.

Abundan, que a pesar de que hizo de manifiesto este problema ante las autoridades hospitalarias, la Directora del Hospital DIF Hidalgo, Georgina Romo Hernández, comunicó que se tenía que pagar la totalidad de la cuenta corriente, lo anterior, porque dependen de las cuotas de recuperación para la prestación del servicio.

Añaden que, se dirigieron a su vez a diferentes instancias del gobierno estatal como el DIF, el cual les mencionó que no brindan ayudan a las cuentas corrientes finales, mientras que la Secretaría de Salud quien señaló que la instancia hospitalaria no dependía de ellos, y finalmente ante Palacio de Gobierno, del cual les pidieron realizar un oficio, pero que éste no tendría una respuesta pronta ante la problemática que ya estaba en proceso.

Otra de las vicisitudes, es que si bien estaban inscritos en el Seguro Popular, éste perdió su vigencia en los primeros minutos de este 2020, mismo que cubría el 95 por ciento de los gastos de la hospitalización.

Al acudir al Instituto de Salud para el Bienestar (INSABI), como nueva instancia encargada, le hicieron del conocimiento esta situación a lo cual les respondieron que al no contar con un convenio con el Hospital del Niño DIF Hidalgo, no podían brindarles ayuda.

Cabe resaltar, que ante la imposibilidad de sacar al menor del nosocomio y tenerlo en medicina interna, desde el día de su alta hasta la fecha, se va incrementando la cuota por el servicio, quedando hasta el 5 de febrero un monto por solventar de 96 mil 613 pesos, esto considerando que cada día que pasa la deuda aumenta aproximadamente mil pesos.

De este modo, es como se interpuso el recurso de amparo y se pueda otorgar la suspensión provisional o hasta definitiva de los actos reclamados, es decir, se les permita a los suscritos llevarse a hijo del Hospital del Niño DIF Hidalgo, quien posee alta médica vigente, sumado a suspender el aumento que día a día tiene la cuenta corriente del hospital.