PACHUCA Hgo.- 22 de octubre del 2016.- Un conflicto agrario en la comunidad de San Juanico, perteneciente al municipio de Ixmiquilpan, habría obligado a un grupo de la pequeña propiedad a tomar las armas para defender sus tierras, ante lo que consideran una injusticia.

De acuerdo a cuatro vídeos entregados a Quadratín Hidalgo de entre 30 segundos y 1 minuto de duración, se muestra el momento en que sujetos armados y algunos con el rostro cubierto aparecen en medio de una zona rodeada de árboles en lo que parece un retén.

Las fuentes que entregaron el material vídeo gráfico, confirmaron que se trata del municipio de Ixmiquilpan, donde aparecen sujetos que portan armas de uso exclusivo del ejército y quienes descienden de una camioneta, cerca de un puente que presuntamente fue destruido y que comunicaba a la comunidad de San Juanico.

Trascendió que la madrugada del 19 de octubre, dicho grupo armado llegó a la comunidad para amagar a agricultores de la comunidad, y destruyendo el puente colgante y algunas tuberías que servían para el riego de las hortalizas.

El conflicto agrario comenzó cuando un grupo de comuneros intentaron cambiar el régimen de la comunidad de pequeña propiedad a comunal, iniciando así una disputa ante el Tribunal Unitario Agrario.

La madrugada del 28 de julio en esta comunidad tres sujetos fueron asegurados y puestos a disposición del Ministerio Público federal, por portación de armas de fuego, y quienes fueron identificados con el grupo minoritario de comuneros del lugar.

Esta detención provocó el enojo de un grupo de ejidatarios, quienes retuvieron y quemaron al menos 20 vehículos, para exigir la liberación de los detenidos.

Aunque el asunto ha sido negado por la sub secretaría de Gobierno en el Valle del Mezquital, ha sido necesaria la intervención de la Secretaría de Seguridad Pública del Estado, incluso se ha firmado una serie de minutas para retirar los retenes policiales.

Desde el pasado 19 de octubre, la policía estatal tuvo reportes de la presencia de grupos armados en la comunidad, aunque se dijo que todo se trató de una falsa alarma.

Pese a ello, vecinos del lugar suspendieron clases e incluso se cerró la clínica comunitaria, tras asegurar que algunos vecinos recorrían el lugar portando armas de uso exclusivo del ejército.

En los vídeos entregados a Quadratín, se aprecia un canal, así como lo que quedó del puente colgante, el cual presuntamente fue destruido por el grupo de vecinos de la pequeña propiedad.

En el vídeo donde aparecen los hombres armados, también se alcanza a observar uno de los 20 vehículos que fueron incendiados en julio pasado, y que aún permanece en el lugar.