PACHUCA, Hgo., 8 de marzo de 2015.- La discriminación por diferentes razones es un problema persistente en México, pese a los avances en el ámbito Legislativo y Ejecutivo como la creación de leyes para prevenir y eliminar esta práctica.

Según un análisis del Instituto Belisario Domínguez del Senado, los resultados obtenidos hasta el momento son insuficientes a pesar del impacto positivo del Conapred en la sociedad mexicana, una institución que ha fomentado la cultura contra la discriminación.

El análisis menciona que una de las razones de esta situación es que los congresos estatales no han homologado las leyes y normas municipales con la ley federal, por lo que la actuación que el consejo realiza es limitada en cuanto a la prevención y eliminación esa práctica.

Es decir que existe un órgano rector a escala nacional que apoya a los grupos vulnerables a la discriminación.

Sin embargo hay un vacío en el ámbito local para atender a las víctimas, lo que inhibe la cifra de quejas que se presentan ante el Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación (Conapred) debido a la dificultad para reportar los casos de segregación de todo tipo.

Según el estudio “La discriminación en México. Retos y avances”, realizado por Juan Pablo Aguirre Quezada, investigador del instituto, un reto importante del Conapred es erradicar la discriminación por diversidad cultural.

Ello porque afecta a la población indígena y abarca aspectos como desarrollo humano, marginación, ingreso, índice de escolaridad o acceso a seguridad social.

Para ello recomienda que el consejo fortalezca la vinculación con las organizaciones de la sociedad civil a fin de incidir en dicha población.

El análisis fue realizado a partir de la Encuesta Nacional sobre Discriminación en México (Enadis) 2010, que se realiza cada lustro desde 2005, por lo que fue posible comparar la diferencia entre ambos ejercicios. Ahora falta conocer los resultados de 2015 a fin de determinar avances y retos en materia de discriminación.

Los factores que provocan mayor discriminación entre la población mexicana, de acuerdo a la Enadis 2010, son: riqueza, 59.5 por ciento; preferencias sexuales, 40 por ciento; religión, 35.6 por ciento; etnia, 29.4 por ciento; y situación migratoria, 26.8 por ciento.