PACHUCA, Hgo., 14 de octubre de 2020.- En el marco del Día Internacional de los Residuos Electrónicos, que se conmemora hoy, la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (SEMARNAT) y el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) en México, alertaron sobre la importancia del manejo ambientalmente adecuado de las más de 1.1 millones de toneladas de residuos electrónicos y eléctricos.

No obstante, Ricardo Ortiz Conde, director general de Gestión Integral de Materiales y Actividades Riesgosas de Semarnat, señaló en videconferencia que, hablando de factibilidad financiera, debe tomarse en cuenta que algunos residuos son valorizables y otros no.

Los electrónicos, dijo, sí lo son, pero el solo valor de los mismos no es suficiente para que su manejo sea viable.

Para ello, explicó, es necesaria la denominada economía de escala, que consiste en la participación de productores, empresas, usuarios, etcétera, la cadena de consumo relacionada con la fabricación y uso de los electrónicos.

Del total de residuos electrónicos y eléctricos, 460 mil toneladas anuales corresponden solamente a residuos electrónicos, en donde se concentran elementos peligrosos que hacen necesario su manejo diferenciado. Se estima que la generación de Residuos electrónicos podría crecer en México 17 por ciento para 2025.

“El aumento en la compra de televisiones, computadoras y teléfonos móviles por el teletrabajo y la educación a distancia por Covid 19, puede aumentar el riesgo de exposición a sustancias altamente tóxicas que representan alrededor de 6 por ciento de los residuos electrónicos, es decir, alrededor de 66 mil de toneladas anuales”, advirtió basado en que la Asociación Mexicana de Venta Online (AMVO) reportó un incremento de hasta 75 por ciento en ventas de computadoras y laptops durante el Hot Sale 2020, en comparación con el año anterior.

Asimismo, la AMVO prevé que más de 50 por ciento de los consumidores planean adquirir artículos electrónicos durante la próxima edición del Buen Fin, 30 por ciento buscará consolas y videojuegos, mientras que 29 por ciento comprará teléfonos móviles.