PACHUCA ,Hgo., 23 de agosto de 2019.- Bardas derribadas, casas dañadas, vehículos varados y calles completamente inundadas fueron algunos de los estragos que causó el aguacero con granizo que azotó, anoche, la zona metropolitana de Pachuca.

La intensa lluvia activó a elementos de la Policía Estatal y del cuerpo de Bomberos que, en su día, no dejaron de atender a la población y participaron en  las acciones de ayuda para casos de inundación que se prolongaron  hasta la madrugada cuando el nivel del agua bajó en los lugares afectados.

La colonia El Tezontle se reportó como una de las más afectadas, pues la acumulación de agua pluvial subió más de un metro, derribó algunas bardas perimetrales y dejó varados a varios automovilistas y peatones que fueron auxiliados por los uniformados para llegar a sus casas.

En el fraccionamiento Los Tuzos, personal de bomberos del estado en coordinación con la CAASIM, Protección Civil Municipal y Estatal así como elementos del Ejército, llevaron a cabo labores de desfogue del agua acumulada en la parte baja de esta colonia ubicada en el municipio de Mineral de la Reforma, donde las familias afectadas recibieron ayuda.

Asimismo en la colonia Valle del Palmar,  el nivel del agua supero el metro con 20 centímetros, lo que afectó a los transeúntes, que fueron apoyados a llegar a sus destinos, ya que la inundación prácticamente dejó incomunicado al vecindario por varias horas.

En el fraccionamiento Valle del Ensueño, al menos diez viviendas resultaron afectadas por el agua que anegó los inmuebles y cuyas familias fueron evacuadas momentáneamente hasta que hubo las condiciones para que regresarán a sus hogares.

En los diferentes bulevares y avenidas anegadas, policías estatales auxiliaron a los automovilistas, labores que se realizaron durante toda la noche hasta que la ciudad regresó a la normalidad y los niveles de agua descendieron.