PACHUCA, Hgo., a 10 de junio de 2019.- A dos meses del inicio de la construcción de la primera etapa del Distribuidor Vial Colosio-Bonfil, trabajadores se apresuran en lo posible para que las incomodidades sean menores en este importante paso.

Padres de familia y alumnos de escuelas de educación básica aledañas, por el momento, deben hacer caminos sobre jardineras y montones de tierra, entre maquinaria pesada, charcos formados por las recientes lluvias y con nula vigilancia de Seguridad Pública, ni para vialidad, ni para mostrar pasos más sencillos a los transeúntes.

En un recorrido por el lugar, cerca de las 9 de la mañana mostraba a pequeños de edad preescolar de la mano de sus tutores llegando a su colegio, Quadratín pudo constatar la dificultad que enfrentan los peatones a su paso por el bulevar Ramón G. Bonfil.

Madres de familia manifestaron que es necesario que haya vigilancia, pues deben atravesar por donde puedan, entre rocas, vehículos y maquinaria, ya que no existe un paso señalizado pese a ser una vía de gran afluencia y encontrarse justo en el entronque de dos importantes bulevares.

En esta primera etapa, los trabajos se han realizado a una velocidad regular, siendo ya rehabilitado el camino lateral que conduce el Centro de Rehabilitación Integral Hidalgo y a una tienda de autoservicio.

Desde la semana pasada se llevan a cabo movimientos de tierra y compactación de terrenos en la vía lateral que conduce tanto a escuelas de educación básica, como a la Unidad Deportiva Piracantos y oficinas estatales, por lo que usuarios de esa vía esperan que en breve se culmine esa parte de la rehabilitación, que además, aseguran, urgía por el mal estado en que se encontraba.

Según información de la Secretaría de Obras Públicas de Hidalgo, la primera etapa de la obra debiera quedar concluida en seis meses más y el total del proyecto, para mayo del 2020.

En tanto, se recomienda a los transeúntes extremar precauciones al transitar por el lugar a fin de evitar accidentes.