MOSCÚ, Rusia, 11 de julio de 2018.- Luego de prácticamente iniciar perdiendo el juego, Croacia vino de atrás y por primera vez en su historia llega a una final de Copa del Mundo.

Muy temprano en el duelo, al 5′, los ingleses pusieron un pie en la final, cuando Trippier cobró un tiro libre directo como los grandes, por arriba de la barrera y en el ángulo superior izquierdo de la portería de Subasic.

Antes de que terminara el primer tiempo, Harry Kane tuvo dos oportunidades claras para matar la serie, primero recibió pase filtrado, remató y el arquero Subasic desvió y en el contraremate, Harry tocó a uno de los postes.

Ya en el segundo tiempo, Croacia empezó a asfixiar a los ingleses y fue al 68′ cuando empató gracias a Perisic, quien remató de pierna izquierda centro largo por derecha y festejó la igualada final en tiempo regular.

Más información en Quadratín CDMX