CANCÚN, QRoo, 2 de diciembre de 2019.- Luego de que hace unos días una turista argentina de 10 años de edad fuera atacada por delfines de la empresa Dolphin Discovery al contratar un servicio, ex trabajadores de la empresa denunciaron que esa situación ocurre comúnmente, pero siempre se trata de minimizar y ocultar y en realidad, argumentan, tiene mucho que ver con crueldad animal.

Ex trabajadores confirmaron que la empresa les obliga a guardar silencio, pero en realidad los delfines son animales que llegan a saturarse de trabajo y se estresan sin que esto importe a Dolphin Discovery y los ataques no han sido solo está vez, sino en varias ocasiones, en las que los delfines responden con agresividad a la excesiva carga de trabajo y al condicionarlos a ser “amables” a cambio de comida.

Incluso –comentan– algunos muestran depresión ante tal circunstancia, ya que son animales muy inteligentes.

Eso ocasiona que las situaciones se salgan de control, muchas veces sin que las autoridades municipales, estatales y federales sean notificadas poniendo en riesgo a turistas y dañando a los delfines.

Hace unos días, unos delfines atacaron e intentaron arrastrar a una niña argentina de 10 años en Cancún.

Más información en Quadratín Quintana Roo.